Extremista islámico de masacre en Orlando golpeaba a su pareja y fue investigado por FBI

La exmujer del supuesto autor de la matanza en el club homosexual de Orlando (Florida, EEUU), que causó al menos 50 muertos y 53 heridos, declaró hoy que no era una "persona estable" y que la maltrataba.

"No era una persona estable", declaró la exesposa al diario The Washington Post bajo condición de anonimato porque teme por su seguridad tras la masacre supuestamente cometida por su exmarido, identificado como el estadounidense de origen afgano Omar Mateen.

"Me golpeaba. Venía a casa y empezaba a golpearme porque la colada no estaba acabada o cosas así", afirmó la mujer, que conoció al sospechoso hace ocho años en internet y decidió mudarse a Florida para casarse con él en marzo de 2009.

Al principio de los pocos meses que estuvieron casados, "él parecía un ser humano normal" hasta que se tornó violento, indicó, al precisar que su marido no era muy religioso y hacía ejercicio en el gimnasio con frecuencia.

A medida que avanza la investigación se conocen más detalles de su vida, fuentes están diciendo que fue investigado por el FBI en el 2013 y 2014.

La investigación se inició cuando tenía 29 años, pero el caso fue cerrado cuando no apareció ninguna evidencia en su contra.

El FBI dijo que tiroteo del domingo está siendo investigado como un acto de terrorismo y se trata de establecer si se trataba de un acto de terrorismo nacional o internacional, o si Mateen era un lobo solitario.

El FBI cree Mateen, quien fue muerto a tiros por agentes de equipo de acción rapida, puede tener inclinaciones 'con el terrorismo islámico radical.

Según la exesposa, el presunto asesino no dio nunca señales de haberse radicalizado, poseía una pistola de bajo calibre y trabajaba como guardia en un centro de delincuentes juveniles.

De acuerdo con la mujer, la familia de Mateen procedía de Afganistán, pero él nació en Nueva York y se mudó posteriormente a Florida con sus familiares..

El presunto autor de la matanza fue identificado como Omar Mateen, según confirmó el congresista Alan Grayson, que visitó el lugar de la tragedia.

Mateen, que portaba un fusil de asalto y una pistola, murió en un enfrentamiento con la Policía, que entró al local para liberar a los rehenes que él había tomado después de disparar a diestro y siniestro.

La Policía de Orlando informó hoy que las víctimas mortales de la matanza en el club Pulse de Orlando ascienden a 50 personas, a los que hay que sumar 53 heridos.

El tiroteo, que empezó en torno a las 02.00 hora local (06.00 GMT), está siendo investigado como un acto de terrorismo.

EFE y Antena305

12 de Junio 2016