Arrestan y acusan a un inmigrante mexicano ilegal por el asesinato de joven de Iowa

Firman oficialmente la paz, la FARC pide perdón a los colombianos por el dolor causado

.El presidente de Colombia Juan Manuel Santos y el máximo líder de las FARC Rodrigo Londoño, firmaron el lunes en Cartagena de Indias el acuerdo que pone fin a más de medio siglo de violencia en Colombia, que ahora tendrá el desafío de incorporar a los rebeldes a la vida civil mientras continúa su lucha contra el narcotráfico y el paramilitarismo.

"¡Desde aquí abriremos la puerta del mañana! Colombia llena de esperanza está lista para firma de #AcuerdoDePaz y construirá un nuevo país", tuiteó Santos horas antes de la ceremonia, en el Patio de Banderas del centro de convenciones de La Heroica, como se conoce a esta ciudad patrimonio de la humanidad.

Londoño pidió disculpas por estos 52 años de guerra: "En nombres de las FARC ofrezco sincero perdón a todas las víctimas del conflicto, por todo el dolor que hayamos podido causar en esta guerra".

Algunas calles amanecieron cortadas y se incrementó la seguridad para proteger a los 15 mandatarios y decenas de personalidades de todo el mundo que asistirán al evento.

El acuerdo fue rubricado ante unos 2.500 invitados a quienes se les pidió vestir de blanco como símbolo de paz en una jornada en la que también se rendirá homenaje a las víctimas del conflicto armado.

A la ceremonia asistieron 15 jefes de Estado, entre ellos, el cubano Raúl Castro, anfitrión de las conversaciones auspiciadas también por Noruega, Venezuela y Chile. Además, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, el jefe de la diplomacia estadounidense, John Kerry, y numerosos representantes de organismos internacionales.


Puntos Claves

Amnistía a los delitos vinculados a la rebelión, quedarán excluidos aquellos responsables de crímenes de guerra y de lesa humanidad.

Creación de un comité regulador de posibles violaciones del acuerdo que estará integrado por guerrilleros, agentes internacionales y miembros del gobierno colombiano y tendrá como objetivo investigar casos en los que individuos o grupos de personas no respeten el pacto.

No habrá extradición por ningún delito cometido antes de la firma del pacto por los miembros de las FARC o de alguno de sus familiares será motivo de extradición, pero los responsables de crímenes de guerra serán juzgados por la Justicia de Colombia y recibirán penas de privación de libertad.

El pueblo lo aprobara o rechazara

El 2 de octubre los colombianos tendrán la posibilidad de rechazar o avalar en un plebiscito el acuerdo que busca terminar con una guerra interna que dejó más de 220.000 muertos, miles de desaparecidos y millones de campesinos desplazados a las ciudades.


Oposicion al acuerdo

El ex presidente de Colombia Álvaro Uribe, duro opositor a las negociaciones publicó una carta en la que denunció ante la comunidad internacional la "impunidad" que recibirían los líderes de la guerrilla y aclaró que no está en contra de los que votarán por el "Sí" en el plebiscito.

"Nosotros también queremos la paz, pero creemos que los textos de La Habana no la garantizan". "Es de impunidad total, viola la Constitución y normas internacionales", apuntó el popular ex presidente colombiano.

Uribe indicó estar de acuerdo con que no se sancione al guerrillero raso, deseando que "se le re-inserte con generosidad" a la sociedad, pero opinó que "la falta de pena adecuada para los mayores responsables genera mal ejemplo y causa riesgos de estabilidad al Acuerdo".

26 de Septiembre 2016