Ya tenemos la primera tormenta tropical, se llama Alberto

Hijo promete mudarse con su madre para cuidarla, pero la mujer experimenta un calvario mortal en Bolivia

En Bolivia, Ronald el hijo a Úrsula López, que viviría y cuidaría de ella, la mujer en ese entonces lloró de felicidad. Apenas se instaló en la casa junto con su pareja, empezaron las desavenencias y las amenazas, poco después la historia terminaría mal.

Pero lo peor estaba por venir nada más que su hijo se instaló en la casa con su pareja comenzó el calvario para la madre.

Ronald y la mujer recluyeron a la victima de 56 años en un cuartucho de madera. Ahí la mantuvieron sin comida, sin agua, y si se quejaba era golpeada con una manguera, además de obligarla a comer desperdicios de comida.

El hijo al que dio todo lo que pudo durante su infancia y juventud, comenzó maltratarla, la insultaba, la despreciaba, le arrojaba desperdicios y le decía que se los tragara. Pasaba las noches en vela, arrinconada o sobre la bolsa de paja, que le servía como una cama.

La victima presentaba golpes en el cuerpo y la cabeza debido a los maltratos.

La ausencia de Úrsula comenzó a levantar sospechas en el vecindarios donde nadie sabía nada de ella, si acudían al domicilio, decían que dormía o había salido.

El engaño lo mantuvieron hasta que uno de los vecinos logró comunicarse con el hermano de Úrsula, quien rápidamente notifico el caso a la policía.


Úrsula estaba recluida en un cuarto, una cubeta le servía como sanitario para sus necesidades, apenas podía hablar… “desnutrida hasta ser piel y hueso”, tenía gusanos saliendo de sus pies, heridas en la cabeza y además presentaba muchos hematomas en toda la espalda por los golpes que recibió”, detalló Página Siete.

Fue trasladada al hospital municipal de San Julián para que recibiera atención médica, pero debido a la falta de alimentos y maltratos falleció poco tiempo después.

Ronald fue recluido en una prisión mientras se determina su condena, se desconoce si su pareja también sera acusada.

16 de diciembre 2016