Hispanos que acuchillaron a miembros del Ku Klux Klan cuando se manifestaban, son acusados

Un fiscal de California (EE.UU.) presentó hoy cargos contra siete manifestantes que fueron detenidos por un enfrentamiento que sostuvieron con miembros del Ku Klux Klan (KKK) en un evento que celebró la organización racista en Anaheim, California, el pasado mes de febrero.

Los acusados son cinco hombres, tres de ellos hispanos, y dos mujeres, quienes fueron acusados de asalto, agresión física y resistencia a la autoridad.

"Se trata de la mentalidad de una multitud que se tornó violenta, que cerró calles y puso en peligro a la comunidad en su conjunto", explicó en un comunicado Tony Rackauckas, fiscal del Condado Orange.

Los hechos ocurrieron el pasado 27 de febrero, cuando miembros del Ku Klux Klan convocaron a una marcha en un parque de esta ciudad para captar nuevos seguidores.

Tras conocer la convocatoria, decenas de residentes y opositores al grupo que promueve la supremacía de la raza blanca arribaron a la plaza poco antes y cuando los integrantes del KKK llegaron al lugar, vestidos de negro y a bordo de vehículos, se produjo el incidente.

Según la fiscalía, la camioneta en la que se encontraban los miembros del grupo racista fue rodeada por los manifestantes y ni bien descendieron del vehículo se desató el enfrentamiento, que dejó a varias personas heridas con armas punzo cortantes.

"Nuestra oficina no tolera ningún mensaje de odio, violencia callejera o justicia por las propias manos", resaltó Rackauckas.

En total, ese día fueron detenidas 12 personas, incluidos cinco miembros de la organización racista, aunque finalmente no fueron acusados de ningún crimen.

Entre los que han sido acusados hoy figuran Armando Ortiz, de 22 años; Hugo Contreras, de 28; y Alexis Solis, de 23; quienes enfrentan hasta un año y medio de prisión.

Los siete acusados tendrán que presentarse en la corte a finales de julio, mientras que otro sospechoso que aún no ha sido identificado es buscado por la Fiscalía.

La historia de Anaheim está cruzada por el KKK. En 1924, el mismo año en que la ciudad eligió a cuatro miembros del Gobierno local que en secreto pertenecían al grupo, albergó una de las manifestaciones más grandes a favor del Ku Klux Klan, y que contó con unos 10.000 asistentes.

EFE

1 de Julio 2016