Trump se despide como presidente y asegura que su movimiento recién comienza

Trump promete ser una presencia continua en el escenario político, señalando que su "movimiento" está "apenas comenzando".

Hospital de Alemania confirmó que el opositor ruso Alexei Navalny fue envenenado

Los galenos del hospital Charité de Berlin han asegurado que los análisis realizados al opositor ruso Alexei Navalni sugieren que este fue envenenado, en contra de la tesis mantenida por el personal sanitario que le atendió en el hospital de la localidad siberiana de Omsk.

El opositor del líder ruso Vladimir Putin, fue la ultima victima que corre el mismo destino de otros críticos y desertores de Putin.

El portavoz de la canciller alemana Angela Merkel, Steffen Seibert, ya había apuntado este lunes que el Gobierno consideraba "bastante probable" la hipótesis del envenenamiento, tal como había sugerido el entorno de Navalni tras su repentino empeoramiento de salud.

Navalni se sintió mal el jueves pasado mientras volaba de regreso a Moscú desde Siberia, obligando a realizar un aterrizaje de emergencia al avión en que viajaba en la ciudad de Omsk, donde quedó ingresado en coma en la UCI con respiración asistida.

Tras ello, su portavoz, Kira Yarmish, sostuvo que este había sido envenenado con alguna sustancia que se introdujo en el te que tomó por la mañana en el aeropuerto. Sin embargo, los médicos rusos llegaron a la conclusión de que lo que sufrió Navalni fue un trastorno metabólico provocado por una fuerte caída del nivel de azúcar en la sangre.

Finalmente, el opositor fue evacuado en un avión medicalizado fletado por la ONG Cinema for Peace el sábado a Berlín, donde continúa hospitalizado sin que hayan trascendido datos sobre su estado de salud ni un diagnóstico sobre lo sucedido.

El domingo, la esposa de Navalny, Yulia Navalnaya, y su asistente Leonid Volkov visitaron al líder de la oposición rusa en el hospital, sin hacer comentarios a los periodistas.

Navalny, uno de los críticos más feroces del presidente ruso Vladimir Putin, fue ingresado en una unidad de cuidados intensivos en la ciudad siberiana de Omsk el jueves. Sus partidarios creen que el té que bebió tenía veneno y que el Kremlin está detrás de todo.

El político, quien ha denunciado casos de corrupción, se enfermó en un vuelo de regreso a Moscú desde Siberia el jueves y fue trasladado a un hospital de emergencia.

Si bien sus partidarios y familiares insisten en que Navalny fue envenenado, los médicos en Omsk lo han negado y han dicho que posiblemente se trató de un "trastorno metabólico", y que una caída en el azúcar en la sangre pudo haber causado que perdiera el conocimiento.

Las autoridades sanitarias rusas dijeron el sábado que las pruebas realizadas hasta ahora no han mostrado ningún veneno en su sistema.

Si fue envenenado, no sería la primera vez que un ruso prominente y crítico del gobierno es atacado de esa manera, tampoco es la primera vez que se acusa al Kremlin de estar detrás de eso.

Fuente Agencias

24 de agosto 2020