La apertura de Obama con Cuba no detiene la represion, va en ascenso

La disidente Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) denunció hoy que la represión política continúa su ascenso en la isla, donde hubo en enero al menos 1,414 detenciones por motivos políticos, una de las cifras mensuales más altas de la última década.

Este grupo, el único que hace recuento de estos incidentes en la isla, indicó en su informe mensual sobre represión política que la cifra de detenciones de enero sólo fue superada el pasado noviembre de 2015, cuando se registraron 1,447 casos.

La comisión, que lidera el disidente Elizardo Sánchez, señaló que, además de las detenciones, en enero se identificaron 56 opositores pacíficos que fueron víctimas de agresiones físicas, 3 sufrieron actos de repudio, 68 casos de hostigamiento y 2 de actos vandálicos.

Según la CCDHRN, esos actos son orquestados por la policía de la seguridad del Estado y otros “cuerpos represivos y elementos parapoliciales” presentes en Cuba, donde el gobierno “lleva 58 años ejerciendo el poder de manera autoritaria”.

El Gobierno, según la organización, recurre con más frecuencia a las detenciones prolongadas y a los internamientos provisionales sin juicio, que suelen extenderse largos meses, como una “política encaminada a desgastar a los opositores”.

“El número de presos aumenta de manera imparable y en el enorme sistema carcelario siguen prevaleciendo condiciones infrahumanas y degradantes de internamiento, al tiempo que el gobierno sigue negándose a aceptar la cooperación de la Cruz Roja Internacional y otras ONG internacionales”, lamentan desde la Comisión.

4 de Febrero 2016

EFE