200 cohetes lanzados desde Gaza, Israel responde con dureza

La bolsa de Nueva York abrió este miércoles en rojo, bajo 600 puntos

La bolsa de Nueva York abrió este miércoles en rojo, bajo 600 puntos la primera vez desde el 2007 cuando se inicio la crisis inmobiliaria, arrastrada por la caída de la rentabilidad de los bonos del Tesoro a 10 años por debajo de la de los títulos a 2 años, lo que es visto por los expertos de una señal clara de recesión.

El Dow Jones cedía un 2,2% hasta 25,690 puntos. Por su parte, el selectivo S&P 500 descendía otro 2,2% y el índice tecnológico Nasdaq caía en torno al 2,7 por ciento.

La inversión del rendimiento de los bonos, en la que los préstamos a corto plazo (dos años) son más altos que los de largo plazo (10 años), genera inquietud y es considerada un indicio clásico de recesión, y ocurrió por última vez en junio de 2007, cuando se agudizaba la crisis de la deuda hipotecaria de Estados Unidos. Además, el rendimiento de los bonos a 30 años caía a mínimos históricos.

El precio del petróleo de Texas bajaba un 3,57 %, hasta 55,06 dólares, por los indicativos de Europa y de China.

"Históricamente, la curva en Estados Unidos se ha visto siempre como una señal de recesión y está por ver si sigue siendo el caso. Sin duda, el mundo parece un lugar menos seguro", dijo Tim Graf, estratega de State Street Global Advisors.

14 de agosto 2019