La Casa Blanca dice que Kerry viajara a Cuba con Obama

La Casa Blanca aclaró hoy que la anunciada cancelación de un viaje que había previsto hacer en la primera mitad de este mes a Cuba el secretario de Estado, John Kerry, no afectará la visita oficial que realizará el presidente Barack Obama a la isla entre el 21 y el 22 de marzo.

La aclaración de la Casa Blanca también precisa que el secretario Kerry sí irá con la comitiva del Presidente a la isla.

Medios de prensa estadounidenses reportaron este jueves que Kerry, decidió cancelar su visita a Cuba para hablar sobre Derechos Humanos, pero el Departamento de Estado dijo a Martí Noticias que seguía interesado en viajar a la isla.

Kirby informó que Kerry habló por teléfono en la mañana del viernes con el Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, y ambos ministros reiteraron su compromiso de hacer de la visita del presidente estadounidense “un éxito”.

Según el vocero, Kerry comunicó al ministro cubano el interés del Presidente en la visita en la que espera “relacionarse con miembros de la sociedad civil cubana”. También le comunicó su “decepción de que problemas de agenda no permitieron su viaje” anterior a la visita de Obama.

"No tenemos cambios con respecto a un posible viaje del secretario Kerry a Cuba. El Secretario todavía está interesado en visitar [Cuba] en un futuro próximo, y estamos trabajando con nuestros homólogos cubanos, y nuestra embajada [en La Habana] para determinar el mejor momento", dijo el Departamento de Estado refiriendo declaraciones previas de su vocero, John Kirby.

Kirby dijo en la rueda de prensa que el viaje fue suspendido por “problemas de agenda” y demandas excesivas al personal de la embajada estadounidense en la isla, la cual tendría que organizar dos viajes de alto nivel al mismo tiempo pero no mencionó el desacuerdo sobre las reuniones con disidentes como un motivo.

"EEUU continúa teniendo preocupaciones sobre los derechos humanos y hemos sido muy honestos al respecto. Continuaremos subrayándolo como un tema de preocupación...pero eso no significa que no continuaremos trabajando hacia la normalización”, como “un mejor modo para tener una discusión sobre el tema”.

En particular, se refirió a los arrestos a activistas y opositores y “el modo en que la disidencia política no es tolerada” por el gobierno de Raúl Castro.

También confirmó que el Presidente Obama “tiene todas las expectativas de reunirse con disidentes”.

El jefe de la diplomacia estadounidense había dicho durante una audiencia ante el Senado, el 23 de febrero, que podría viajar pronto a Cuba para tratar el tema más espinoso en el diálogo EEUU-Cuba, el de las libertades civiles y los Derechos Humanos.

"Podría estar allí la próxima semana o la siguiente, concretamente para mantener un diálogo sobre Derechos Humanos", dijo el Secretario de Estado en respuesta a una pregunta durante la audiencia ante el Comité de Relaciones Exteriores de la cámara alta.

Agencias

4 de Marzo