La Florida con clima húmedo y cálido se prepara para el Zika

Un clima cálido y húmedo, la presencia de mosquitos todo el año y el constante flujo de viajeros internacionales hacen a Florida vulnerable al virus de Zika, pero los gobiernos locales en el estado tienen un historial de combatir brotes antes de que se propaguen.

Un componente crucial ha sido llamar activamente a las personas a deshacerse de o cubrir cualquier cosa en su propiedad que contenga agua estancada, para que no terminen criando mosquitos que transmiten el virus. Un invierno lluvioso tenía ya a los funcionarios de control de mosquitos en alerta en todo el estado y las inspecciones de puerta a puerta han aumentado en barrios en que se reportaron 12 casos de Zika, todos en personas que habían viajado al extranjero.

El gobernador Rick Scott llamó el jueves a estar más vigilantes y dijo que su declaración de emergencia para cinco condados era muy similar a prepararse para un huracán. Trató de garantizar a la gente que Florida, un punto de conexión para cruceros y vuelos al Caribe y Sudamérica, donde existe el brote, está a salvo.

Pero preparándose para lo peor, el gobernador le pidió a los Centros de Prevención y Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) que suministren 1.000 equipos para pruebas de anticuerpos virales en mujeres embarazadas y nuevas madres que han mostrado síntomas de Zika tras viajar a países afectados. El estado tiene unos 500 equipos disponibles.

"Con 20 millones de habitantes y más de 100 millones de turistas, necesitamos que los CDC nos provean inmediatamente esos equipos para poder proteger a nuestras familias y por supuesto a nuestros visitantes", dijo Scott en una conferencia de prensa en Tampa.

Quiere además que los CDC capaciten a personal de hospitales en Florida para identificar los síntomas de Zika.

El Zika usualmente es transmitido por el mosquito Aedes aegypti, que es común en Florida, a lo largo de la Costa del Golfo de México y los estados fronterizos con México. Hasta ahora, el único caso que se piensa fue transmitido en Estados Unidos ocurrió en Texas a través de relaciones sexuales.

Gonzalo Vázquez, un investigador de ciencias ambientales en la Escuela Rollins de Salud Pública de la Universidad Emory, dijo que cualquier transmisión fuera de Florida muy probablemente quedará bien contenida porque la mayoría de los turistas que regresan al norte no son picados por mosquitos en el invierno. Eso pudiera cambiar con las estaciones, dijo.

"Detectar el momento oportuno es esencial", dijo Vázquez.

Generalmente, sólo una quinta parte de los infectados con Zika notan sus moderados síntomas, incluyendo un poco de fiebre y una erupción.

En medio de un brote actual, las autoridades en Brasil dijeron que han detectado un incremento en los casos de microcefalia, que deja a bebés con cabezas inusualmente pequeñas y puede resultar en daños cerebrales y otros problemas de desarrollo. Sin embargo, aún no se ha demostrado un vínculo entre el Zika y la microcefalia.

No existe ni vacuna ni tratamiento para el Zika. Los expertos dicen que la mejor forma de frenar su diseminación es controlar la población de Aedes aegypti, que transmite además dengue y chikunguña.

El virus chikunguña infectó a millones de personas en el Caribe en 2014 y aunque 452 casos relacionados con viajes fueron documentados en Florida ese año, solamente 11 personas contrajeron el virus en el estado. El año pasado no se reportaron casos de chikunguña adquiridos localmente, aunque 73 personas contrajeron el virus cuando viajaban.

El estado registró un incremento en los casos de dengue en 2013, con 22 personas contrayendo el virus en el condado Martin. Pero el número de infecciones locales en el estado cayó a seis al año siguiente y a solo una el año pasado.

Hasta ahora, las autoridades de control de mosquitos en Florida afirman que su respuesta al Zika ha seguido los protocolos para otros brotes relacionados con el Aedes aegypti: Voltear y deshacerse de todo contenedor de agua estancada, pues los mosquitos viven mayormente en los hogares y pueden depositar huevos incluso en tapas de botellas.

"No hay necesidad de realizar fumigaciones extensas. Eso no va a ser efectivo", dijo Chalmers Vásquez, jefe de operaciones de control de mosquitos en el condado Miami-Dade.

AP

5 de Febrero 2016