"La guerra de los Vanos" por Jose M. Izquierdo

"La guerra de los Vanos" por Jose M. Izquierdo analista de Antena305.com

Hasta mediados de la década de 1960, en los EEUU la segregación obligaba a los afroamericanos a usar baños que estaban separados de los utilizados por los blancos. En esa época, no se hacía referencia al género de la persona (Masculino o femenino) sino al color de la piel. Sin embargo, algo muy diferente está tomando fuerza referente al uso de los baños y no es precisamente el color de su piel, en este caso nos referimos al sexo de las personas y; “Es que teniendo en cuenta el incremento y fortalecimiento de la comunidad LGBT (Lésbico, Gay, Bisexual y Transgénero) en todo el mundo, ya es hora de considerar a la Homosexualidad en sí misma como un tercer sexo”.

Todo indica que se avecinan tiempos de pelea entre los que piensan que personas de diferentes géneros compartan espacio en un mismo baño y las que consideran a los LGBT, personas que deben ser consideradas en un grupo sexual diferente al de un hombre o una mujer, dando así nacimiento a un nuevo grupo sexual, aunque muchos no puedan aceptar con comodidad esta nueva definición de sexos.

En los EEUU la guerra de los baños ya comenzó y Carolina del Norte por ejemplo, se convirtió recientemente en el primer estado en aprobar una ley que obliga a las personas consideradas LGBT a elegir los baños que coinciden con el género en su certificado de nacimiento, en lugar de aquella con la que se identifican. En Houston, una ordenanza que hubiera establecido protecciones contra la discriminación de homosexuales y transexuales no consiguió la aprobación de los votantes.

Otro caso que echa más Leña al fuego, es el de Joe Preston candidato demócrata al Senado de Virginia, al cual le molesta que los gays se mezclen con los demás a la hora de hacer sus necesidades, y propone una separación pensando en la comodidad del colectivo.

A causado controversia en las redes sociales un conocido restaurant que tiene un baño exclusivo para homosexuales y el propietario del restaurant “No me Olvides”, explicó que la medida se tomó porque muchas personas se lo pedían, por eso es que hicimos un baño distinto. "Al principio, como que no creen cuando ven el signo, pero luego entran al baño sin problemas, sienten que es un espacio para ellos y lo agradecen cuando se van". Otras opiniones rechazan la situación catalogándola de; "Una clara muestra de discriminación", diciendo que; "Los homosexuales somos varones o mujeres, entonces nos corresponde entrar a los baños de hombres o mujeres”.

¿Deberían las personas homosexuales, travestis y transexuales tener sus propio baños? La decisión de una famosa escuela de samba en Brasil de crear un baño especialmente dedicado al público LGBT, ha generado una fuerte polémica en ese país a pocas semanas de que comience el Carnaval de Río de Janeiro, generando opiniones a favor y en contra. Bruno Tenório, vocero de la escuela, dijo que la idea apuntaba especialmente a los transexuales, que "Se sienten discriminados en los baños comunes”, y negó que se tratara de un caso de segregación, pero aseguro al diario que; “El uso de este baño no es una obligación, sino una opción", trazando comparaciones con los servicios de trenes en algunos países que ofrecen vagones dedicados exclusivamente a las mujeres, para que éstas eviten el acoso masculino. En cambio, para las autoridades la iniciativa es discriminatoria y viola los derechos de los gays y transexuales. "Es un apartheid carnavalesco", aseguró Claudio Nascimento, director del programa gubernamental, Río sin Homofobia. Lo curioso es que el tema ha dividido a la comunidad LGBT de Brasil, que en algunos casos apoya y en otros repudia la medida.

Carla Amaral, presidenta de la Asociación de Travestis y Transexuales de Brasil (Transgrupo), explicó a BBC Mundo la disyuntiva: "Quienes son militantes y conocen sus derechos entienden que es una forma de discriminación y se oponen a estos baños especiales", señaló. Pero, “Para muchos de la comunidad LGBT es un alivio y se sienten más tranquilos de contar con un espacio propio". Por eso, Transgrupo se mantendrá neutra ante la polémica.


Una nueva e interesante iniciativa sobre el tema de los baños públicos para la comunidad LGBT ha surgido en la ciudad inglesa de Brighton, una ciudad conocida por su talante gay-friendly (término utilizado mundialmente pare referirse a lugares, políticas, personas o instituciones que buscan activamente la creación de un ambiente amigable hacia las personas LGBT), donde el ayuntamiento quiere baños públicos de “género neutro”. Los nuevos baños públicos estarán abiertos tanto para los hombres como para las mujeres, incluyendo por tanto a la comunidad LGBT. Sin embargo tampoco esta iniciativa esta exenta de escollos, y la oposición municipal se opone a una concesión a una “minoría”. En Brighton, viven cerca de 40.000 lesbianas, gays, bisexuales y transexuales.

La realidad es que en el mundo existe una creciente y fuerte comunidad de LGBT, organizada y dispuesta a exigir un espacio en la sociedad. La “Guerra de los baños” es un ejemplo que la comunidad LGBT está dispuesta a exigir un espacio cada vez mayor en la sociedad. ¿Cuál será la solución?, La solución puede estar en una de las dos vías que aquí señalamos; Baños neutros para todos los géneros o, el reconocimiento de considerar a la Homosexualidad en sí misma, como un tercer sexo. Ambas soluciones tendrán quienes los apoyen o rechacen y quizás, en el desarrollo de la “Guerra de los Baños”, surjan otras consideraciones más viables, económicas y funcionales.

Jose M. Izquierdo

Analista de Antena305.com

Sur Florida

E-Mail. josemizquierdo@hotmail.com