200 cohetes lanzados desde Gaza, Israel responde con dureza

​La Habana, “Maravilla del Mundo Moderno” por Jose M. Izquierdo

La Habana, “Maravilla del Mundo Moderno” por Jose M. Izquierdo Analista de Antena305.com

Casi al cumplir 500 años de fundada, el pasado 7 de junio del presente año fue develado oficialmente el monumento con placa conmemorativa que acredita a la ciudad de La Habana, Cuba, como una de las 7 Ciudades “Maravilla del Mundo Moderno y la Naturaleza”, distinción otorgada por la organización “New 7 Wonders”, que considera a la ciudad de La Habana distinguida sobre todo por su mítico atractivo, lo cálido y acogedor de su ambiente y el carisma y jovialidad de sus habitantes.

Los que conocen la ciudad de La Habana, su pasado, su presente y su actual deteriorada condición física, sorprende escuchar que a pesar de ser casi una ciudad en ruinas, hay personas en el mundo que han puesto sus ojos en ella, considerando el esplendor que emana de su historia, su cultura, su arquitectura y el capital humano de sus hijos. La ciudad de La Habana tiene un encanto difícil de igualar, una historia irrepetible y única presente en sus calles, en su arquitectura, enriquecida por una singular cultura saturada de color y costumbrismo. La Habana ha sido prolifera en engendrar hijos pródigos, virtuosos y orgullosos que pregonan altaneros que son cubanos y habaneros, expresando su amor a la ciudad que los vio nacer negando al tiempo, aliado del abandono y el descuido, opacar el esplendor de una ciudad llena de orgullo por su cultura, sus hijos y su historia.

A pesar de la carencia del cuidado requerido, La Ciudad de La Habana custodia orgullosa, el arte que expresan sus solidas construcciones edificadas en una época, donde el gusto refinado del mejor y más puro arte arquitectónico, identifican una etapa inolvidable de la cultura y desarrollo de La Habana como ciudad. La Habana es una ciudad orgullosa que se niega a sucumbir al abandono consciente y constante de autoridades que con su indiferencia, permiten que se profane el tesoro de su historia y su bien ganado mítico esplendor. La Habana orgullosa, se eleva por encima del castigo que el destino le ha enviado, al soportar desafiante un tirano culpable de las ruinas presentes en sus barriadas urbanas.

En la Habana contemporánea, se muestra al turista una imagen de esplendor y comodidades diferente a la realidad que viven sus hijos, donde los extranjeros son más libres y mimados que sus hijos naturales, donde lo viejo se resiste a dar paso a los moderno, por las profundas diferencias económicas y ataduras políticas que un régimen nefasto y dictatorial le impone, donde el carisma de sus hijos es reconocido por los que conocen la alegría y hospitalidad que emana espontanea de su espíritu Habanero.

Tienen que ser espirituales y no materiales las virtudes que encontraron las personas que vieronen la Ciudad de La Habana, actualmente una ciudad en ruinas, la belleza necesaria para considerarla “Maravilla del Mundo Moderno y la Naturaleza”. El presidente del proyecto, Bernard Weber, declaró que La Habana merecía el título porque “Representa la diversidad global de la sociedad urbana”. Pero sus condiciones físicas, alarman sobre el futuro de una ciudad que muestra señales evidentes de una profunda fatiga, presente en sus populares zonas urbanas marcadas sin piedad, por los estragos del tiempo.

Los habaneros y cubanos, recibimos con sentimientos agridulces el reconocimiento del mundo a una ciudad que emerge vencedera ante el jurado de sus admiradores, personas que quizás no conozcan la verdadera tragedia de una ciudad en ruinas que se niega rendirse a sus verdugos. Pero ante todo este festival de alegría por considerar a La Habana como una ciudad Maravilla del mundo Moderno, es necesario que el mundo conozca la urgente necesidad de exigir a las autoridades cubanas, atender las necesidades de una ciudad que se derrumba sobre su inigualable capital humano y sus excepcionales valores culturales e históricos.

Jose M. Izquierdo

Analista de Antena305.com

Florida

E-Mail.josemizquierdo@hotmail.com