200 cohetes lanzados desde Gaza, Israel responde con dureza

La repression fue brutal, hay gente con fracturas, testimonios del día que llego Obama a Cuba

Más de 50 activistas de derechos humanos fueron detenidos este domingo con especial violencia en la concentración pacífica de #TodosMarchamos, a pocas horas de la llegada del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a la Isla.

El opositor Antonio G. Rodiles, dijo antes de ser arrestado que la violencia fue "brutal y que hay personas con fracturas y contusionadas. Nos dieron con todo", afirmó mientras se escuchaban gritos de fondo.

De acuerdo con su versión, parte de los activistas fueron trasladados en un camión jaula al centro de procesamiento penal VIVAC, de La Habana. Algunos estaban vomitando a causa de los golpes, aseguró Rodiles.

Entre los arrestados estaba el grafitero Danilo Maldonado, El Sexto. Vídeos difundidos más tarde mostraron también entre los arrestados al fotógrafo Claudio Fuentes y al músico Gorki Águila.

Turbas organizadas por el régimen rodearon a los activistas pacíficos con carteles con mensajes progubernamentales, gritaron consignas y llamaron a los opositores "mercenarios".

Elizardo Sanchez Santa Cruz de la organizacion opositora Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional dijo que “Es totalmente contraproducente que exista este clima de represión cuando Obama está llegando”, lamentó Sánchez, quien también había sido detenido el sábado durante unas horas a su llegada al aeropuerto de La Habana. Según destaco, la situación se está repitiendo en otras partes de la capital cubana y de toda la isla, en el marco de un “clima de represión política” que, reconoció, le ha sorprendido “un poco. No era necesario, la crispación, como siempre, está del lado del Gobierno cubano”, señaló.

Sánchez será uno de los disidentes con los que se reunirá Obama durante su estancia en Cuba.

Según adelantó, si tiene ocasión su plan es explicarle a Obama “la situación de represión y la importancia del apoyo moral y humano” a los opositores, “que debe ser internacional”, subrayó. En este sentido, Sánchez lamentó que muchos de los dignatarios que en los últimos meses han visitado Cuba, como el presidente francés François Hollande, “no hayan tratado ni de reunirse” con la disidencia. “Hollande fue un desastre, al Papa tampoco le interesó para nada”, lamentó Sánchez.

Sobre el proceso de normalización de relaciones iniciado hace 15 meses, Sánchez consideró que “el gran obstáculo” es el Gobierno cubano que, afirmó, “no quiere hacer reformas verdaderas. El Gobierno quiere tomar lo más posible a cambio de nada”, denunció.

“Es un hecho histórico”, indicó. Lo más importante a su parecer es que Obama “puede transmitir un mensaje de esperanza, de que el castrismo no es el fin de la historia y que existe un futuro diferente para los cubanos”, finalizo Sanchez.

20 de Marzo 2016