Entra al estado de la Florida la tormenta Colin

La tormenta tropical Colin, que tocó tierra ayer en la costa sureste de Estados Unidos, se desplaza hoy en paralelo a la costa de Carolina del Norte dejando intensas lluvias a su paso, informó hoy el Centro Nacional de Huracanes (CNH).

Colin presenta vientos máximos sostenidos de 85 kilómetros por hora y se encuentra a 75 kilómetros al sur de Wilmington, en Carolina del Norte, y a 280 kilómetros del cabo de Hatteras, en este mismo estado, indicó el CNH de Estados Unidos en su boletín de las 12.00 GMT de hoy.

El estado monitoreará las inundaciones causadas por la repentina caída de lluvia.

La tercera tormenta tropical de la temporada de huracanes en el Atlántico se mueve muy rápidamente hacia el noreste con una velocidad de traslación de 54 kilómetros por hora.

Según un probable patrón de trayectoria del CNH, el centro de Colin "debería desplazarse esta mañana cerca o en paralelo a la costa de Carolina del Norte" para luego alejarse de la cadena de islotes costeros mar adentro, señalaron los meteorólogos.

No obstante, los científicos vaticinan que Colin perderá sus características tropicales en las próximas 48 horas.


Se ha levantado el aviso de tormenta tropical (paso del sistema en 36 horas) a lo largo de la costa atlántica al sur de Surf City, en Carolina del Norte, y se mantiene desde Surf City hasta la ensenada de Oregon, en Carolina del Norte.

La tormenta tropical, que causó corte de luz e inundaciones en varias zonas de la costa oeste de Florida, se encuentra cerca de la latitud 33.6 norte y la longitud 77.8 oeste.

Se espera que Colin produzca acumulaciones de lluvia de 76 a 172 milímetros en el este de Carolina del Norte y el centro de Florida.

Se ha levantado el aviso de tormenta tropical (paso del sistema en 36 horas) a lo largo de la costa atlántica al sur de Surf City, en Carolina del Norte, y se mantiene desde Surf City hasta la ensenada de Oregon, en Carolina del Norte.

El gobernador de Florida, Rick Scott, declaró estado de emergencia en 34 condados del centro y norte del estado debido a que Colin "representa una severa amenaza" y "requiere que se tomen precauciones para proteger a las comunidades, la infraestructura y el bienestar", según un comunicado.

El aeropuerto internacional de Tampa informó en Twitter de "26 retrasos y dos cancelaciones".

Algunos condados del centro y norte del estado anunciaron además la suspensión de clases en la tarde del lunes.

El centro de la tormenta toco tierra cerca de la zona Big Bend de Florida la noche del lunes, y se desplazará por la península hacia Georgia y después seguirá por el sur o frente a la costa de South Carolina antes de dirigirse al mar.

Las escuelas suspendieron clases en al menos uno de los condados costeros de Florida en el Golfo de México, y las ceremonias de graduación en dos secundarias de la zona de Tampa Bay fueron aplazadas para el miércoles y jueves debido a las tormentas. Los vientos de Colin también obligaron acerrar el puente Sunshine Skyway en Tampa.

Más hacia el norte en el Refugio Nacional de la Fauna Cedar Keys los caminos estaban inundados y los negocios enviaban a la gente a sus casas con anticipación, dijo Andrew Gude, gerente del refugio para el Servicio de Pesca y Fauna.

Colin, que se formó el pasado domingo sobre el norte de la península de Yucatán (México), es la tercera tormenta tropical que se forma este año en la cuenca atlántica.

Unas 7.600 personas se quedaron sin electricidad en el área de Tampa Bay. Duke Energy indicó el lunes por la tarde que tenía a 3.600 clientes sin electricidad, mientras que la Tampa Electric Company señaló en su cibersitio que 4.022 personas habían sufrido apagones. En Jacksonville, en la costa de Florida en el Atlántico, unos 2.300 clientes carecían de electricidad mientras intensas lluvias azotaban el área el lunes por la tarde, de acuerdo con la Jacksonville Energy Authority.

Este año, el Atlántico puede llegar a tener entre 10 y 16 tormentas, de las cuales entre cuatro y ocho podrían convertirse en huracanes, según el Centro de Predicción del Clima de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA).

La temporada 2015 se situó por debajo del promedio, con 11 tormentas tropicales en el Atlántico, de las cuales cuatro se convirtieron en huracanes y dos en huracanes mayores.

AFP, AP y Antena305.com

7 de Junio 2016