The Wild Party #Miami

The Wild Party TICKETS AQUÍ

Los venezolanos salen a calle para exigir que dejan entrar a la ayuda, Maduro dice que están bien alimentados

Los venezolanos están de nuevo en la calle para exigir el ingreso al país de ayuda humanitaria, aumentando la presión en las calles contra Nicolás Maduro, quien convocó a sus seguidores a rechazar la intromisión de Estados Unidos en asuntos internos.

La nación OPEP, sumida en una crisis marcada por cinco años de recesión e hiperinflación, atraviesa su más reciente ola de tensiones políticas desde que la Asamblea Nacional, bajo control opositor, declaró a Maduro como un “usurpador” del cargo porque fue elegido en mayo del año pasado en comicios declarados fraudulentos por los venezolanos y la comunidad internacional.

El presidente encargado Juan Guaidó anunció que será el próximo 23 de febrero cuando entre al país la tan esperada ayuda humanitaria.

“Hay una fecha ya para el día de la entrada de la ayuda humanitaria y será el 23 de febrero”, dijo Guaidó a los centenares de asistentes a esta nueva convocatoria.

“Hoy los estudiantes, desde todos los rincones de Venezuela, quieren unirse a la lucha y la guerra contra el hambre, la misera, un sistema de salud que acaba con la salud de los venezolanos”, comenzó diciendo Guaidó.

Nicolás Maduro en declaraciones desfachatadas a la BBC dijo que: “Venezuela no es un país de hambruna. Tiene altísimos niveles de nutrientes y de acceso a la alimentación”.

El presidente encargado Juan Guaidó, llamó a marchar el martes en distintas partes del país para exigir al gobierno que permita el ingreso de donaciones internacionales almacenadas en las últimas semanas en la ciudad colombiana de Cúcuta, en la frontera con Venezuela.

“Nos movilizaremos en todo el país para lograr la entrada de la #AyudaHumanitaria que permita atender la crisis”, dijo Guaidó la noche del lunes en un su cuenta de Twitter.

“Venezuela le habla a la FANB! (Fuerza Armada Nacional Bolivariana)”, agregó el dirigente haciendo referencia a las unidades apostadas en uno de los ocho puntos de cruce en la frontera colombo-venezolana que impiden el paso de camiones cargados con comida y medicinas desde Cúcuta.

Guaidó, quien ha sido reconocido por el hemisferio occidental y varios países de Europa como el presidente interino del país, mantiene su llamado al sector castrense para unírsele y lograr un mandato de transición y nuevas elecciones.


En la víspera, la Contraloría venezolana anunció una auditoría patrimonial a Guaidó por presuntamente recibir dinero de entes internacionales sin justificación, lo que el opositor dijo que no lo intimida.

El gobierno de Maduro, quien cuenta con el respaldo de potencias como Rusia y China, asegura que Guaidó es un “títere” de Estados Unidos que busca derrocarlo para apoderarse de la riqueza petrolera y que la ayuda humanitaria no es más que un show que busca ocultar la injerencia de Washington en los asuntos internos.

“Hoy (…) defenderemos la Patria de las pretensiones imperiales de vulnerar nuestra Soberanía”, escribió Maduro en su cuenta de Twitter.

Maduro tiene previsto encabezar un acto en la céntrica Plaza Bolívar de Caracas al mediodía del martes.

AGencias

12 de febrero 2018