Ivanka Trump aterrizó en Corea del Sur para cierre de Juegos Olímpicos

Luz Verde para proyectos que evitan dependencia del petróleo extranjero vetados por Obama

El presidente Estados Unidos Donald Trump revivió este martes dos polémicos oleoductos cuya construcción había sido descartada por el gobierno de Barack Obama en nombre de la lucha contra el cambio climático.

Por segundo día consecutivo, Trump siguió anulando decisiones de su antecesor. El lunes retiró a Estados Unidos del tratado de libre comercio TTP impulsado y negociado por Obama pero que Trump considera nefasto para los empleos estadounidenses.

Este martes Trump reflotó el extenso oleoducto Keystone XL, que transportaría crudo desde Canadá a refinerías en Estados Unidos, y otro que atravesaría territorio indígena en Dakota del Norte.

Trump dijo que el Keystone XL había sido objeto de una "disputa" y añadió que se renegociarán los contratos.

De acuerdo con Trump, el proyecto representa "muchos empleos. Serán 28.000 puestos de trabajo. Excelentes puestos de trabajo de construcción", afirmó.

Trump dijo además que el oleoducto Dakota Access, también será objeto de renegociación.

"Insisto en que si vamos a construir oleoductos, que las tuberías sean construidas en Estados Unidos", dijo.

"Vamos a construir nuestro propio oleoducto, nuestros propios caños, como era en los buenos tiempos", añadió.

Trump estampó además su firma en un tercer decreto que reduce el período de revisión del impacto ambiental para obras de infraestructura consideradas de alta prioridad.

"Queremos arreglar nuestro país, nuestros puentes, nuestras carreteras. No podemos estar en un proceso de revisión ambiental por 15 años si el puente se está cayendo o la carretera se rompe en pedazos. Vamos a acelerar la revisión y aprobación ambiental", dijo.

Fuente AFP

24 de Enero 2017