“Mi padre fue ejecutado por agentes de la policía política cubana

La activista cubana, Rosa María Payá, hija del fallecido disidente cubano Oswaldo Payá, insistió hoy en Ginebra en que la muerte de su padre fue un asesinato orquestado por las autoridades de La Habana.

“Mi padre fue ejecutado por agentes de la policía política cubana en un accidente de coche que nunca ocurrió, en algún punto de la isla que todavía está por determinar”, declaró Pay durante un evento sobre derechos humanos en Ginebra.

En el evento, organizado por la ONG UN Watch, la activista denunció el penoso estado de los derechos humanos y de las libertades fundamentales en Cuba a pesar de su reciente apertura.

“Estados Unidos y la Unión Europea creen que la gente volverá a tomar el control, pero la ausencia de derechos humanos ha impedido a los cubanos hacerse cargo de ellos mismos”, dijo Payá.

La disidente afirmó que este aperturismo, que combina el comunismo y el capitalismo, “un ‘castro-capitalismo'”, es un “fraude” y que su denuncia le costó la vida a su padre.

Oswaldo Payá falleció en julio de 2012 junto al también disidente cubano, Harold Cepero, tras impactar contra un árbol el vehículo en el que viajaban y que conducía Ángel Carromero, dirigente de las juventudes del Partido Popular de España.

El pasado mes de julio, la organización internacional Human Rights Foundation (HRF) publicó un informe independiente que apuntaba a “indicios sólidos” de que el automóvil en el que viajaban Payá y Cepero fue embestido por otro.

Asimismo, el informe indicaba que no está esclarecido si ambos disidentes fallecieron en el acto, o si fueron golpeados hasta la muerte tras el accidente.

Por esta razón, Payá dijo que actualmente está intentando iniciar una investigación independiente para parar “la impunidad” y para descubrir qué ocurrió realmente.


EFE

23 de Febrero 2016