VIRAL: Estas imágenes conmueven a las redes sociales

Michael deja impresionante destrucción parece una zona de guerra

El número de muertos provocado por el paso del huracán Michael por el sureste de Estados Unidos aumentó a por lo menos seis, después de que autoridades informasen hoy de la muerte de otras cuatro personas, tres de ellas en Florida, donde el ciclón tocó tierra este miércoles con fuerza de categoría 4.

La oficina del alguacil del condado de Gadsden, en el noroeste de Florida,informó hoy de que cuatro personas murieron como consecuencia del ciclón,que también ha ocasionado graves daños materiales.

Entre ellos, está el hombre que murió tras caer un árbol sobre el techo de su casa en la ciudad de Greensboro, al noroeste de Tallahasse, la capital de Florida, fallecimiento del que ya se había informado a la prensa este miércoles.

La oficina del alguacil no detalló hoy la identidad del hombre ni de las otras tres otras víctimas mortales.

Estas muertes se suman a la de una niña de 11 años en Georgia, que fue golpeada este miércoles por una estructura metálica que atravesó el tejado de su vivienda, y la de un conductor al que le cayó este jueves un árbol en una autopista de Carolina del Norte, según informaron hoy autoridades de la región.

El ojo de Michael tocó tierra firme cerca de Mexico Beach, una localidad a unos 30 km al sureste de Panama City, cerca de las 17H00 GMT como un huracán de categoría 4 de un máximo de 5 en la escala Saffir-Simpson, informó el Centro Nacional de Huracanes.

Para las 04H00 GMT del jueves, ya se había degradado a tormenta tropical mientras atravesaba Georgia, pero aún dejando caer lluvias torrenciales y azotando la zona con vientos de unos 70 km/h.


Fotos y videos de Mexico Beach, una comunidad de unos 1,000 habitantes, mostraban escenas de devastación absoluta. Las casas parecían flotar en medio de calles inundadas, algunas totalmente destruidas tras haber perdido el techo.

“Mi casa en Mexico Beach está bajo el agua”, dijo Loren Beltrán, una contadora de 38 años, luego de haber visto imágenes de su vecindario. “Perdí todo lo material, pero gracias a Dios estamos bien”.

Ella y su hijo de 3 años se refugiaron en otra casa en Panama City, donde el panorama no era, sin embargo, mucho más alentador.

Panama City parecía un escenario de guerra después de haber sido azotada por más de tres horas con fuertes vientos y una intensa lluvia que caía horizontalmente. Las calles eran intransitables y había contenedores, antenas, techos, árboles y semáforos desperdigados por todas partes.

“Se oían bien feo los vientos, como un gran monstruo de televisión”, dijo Beltrán a la AFP.

La casa donde se refugió de la tormenta estaba parcialmente destruida por los árboles que la rodeaban y que cayeron con el viento.

El gobernador de Florida, Rick Scott, había dicho que el huracán sería “la tormenta más destructiva que azota el ‘panhandle' de Florida en un siglo”. El “panhandle” (mango de sartén, en español) es como se conoce comúnmente esta lengua de tierra en la costa del Golfo de México.


AFP

10 de octubre 2018