Embajador de Israel si advirtio a Casa Blanca sobre cancelación de reunion Obama y Netanyahu

La cancelación por parte del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, de una reunión propuesta con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, tensó aún más sus vínculos justo antes de la visita del vicepresidente estadounidense, Joe Biden, a Israel el martes.

La Casa Blanca dijo el lunes que estaba "sorprendida" por enterarse primero por los medios israelíes de que Netanyahu había decidido no asistir a la conferencia anual del lobby pro-israelí AIPAC en Washington el 20 de marzo y la sugerencia en algunos reportes de que entre sus motivos estaba la indisposición de Obama para recibirlo.

Zeev Elkin, un ministro del Gabinete israelí cercano a Netanyahu, negó que el Gobierno de Obama haya sido sorprendido con la guardia baja y sostuvo que el embajador israelí Ron Dermer advirtió con antelación a la Casa Blanca que el viaje podría suspenderse.

Se trató del más reciente episodio en una relación tensa entre el líder israelí de derecha y el presidente demócrata estadounidense, que aún no se ha recuperado de profundas diferencias respecto al acuerdo nuclear internacional del año pasado con Irán, un enemigo de Israel.

El portavoz de la Casa Blanca Ned Price dijo que al contrario de lo publicado en medios israelíes, a Netanyahu se le ofreció una reunión con Obama para el 18 de marzo, antes de la histórica visita del presidente a Cuba entre el 21 y 22 de marzo.

La oficina de Netanyahu dijo el martes a través de un comunicado que no asistiría al evento del AIPAC y manifestó su aprecio por la disposición de Obama a recibirlo antes de partir hacia La Habana.

Según la declaración, uno de los motivos de Netanyahu para no viajar a Washington era su renuencia a que se le involucre en la campaña presidencial estadounidense, donde los candidatos han tratado de reafirmar su calidad de amigos de Israel.

En 2012, Netanyahu recibió en Israel al entonces contendor republicano Mitt Romney en lo que muchos demócratas consideraron un intento por socavar la postulación de Obama para un segundo mandato. Israel negó que se estuviera entrometiendo en la contienda.

Reuters

8 de Marzo 2016