Gobernador declaró estado de emergencia para el estado

El régimen cubano advierte a familiares de opositor en huelga de hambre que morirá

La Seguridad del Estado ha advertido a la familia del preso político Vladimir Morera Bacallao que debe convencerlo de que deje la huelga de hambre o morirá, declaró este viernes a DIARIO DE CUBA la esposa del disidente, Maribel Herrera.

"Las autoridades no dan ninguna respuesta. Solo nos dicen que tenemos que ayudar para que él se desplante porque, si no, se va a morir", afirmó Herrera.

Dijo que no ha podido ver a su esposo desde que fue trasladado hace más de una semana desde la prisión al Hospital Arnaldo Milián Castro, de Villa Clara. La familia acude todos los días al centro a esperar noticias.

"Nunca me han dejado subir a verlo. Lo vi el primer día, cuando lo trajeron, a través del cristal y no lo he visto más", se quejó la mujer.

Según Herrera, la última que pudo ver a Morera fue su hermana, el pasado miércoles, y lo encontró "muy desorientado, no sabe donde está, no sabe ni si está preso", tras más de 80 días en huelga de hambre.

Herrera aseguró que su hijo, Vladier Morera, intentó ver a su padre este 31 de diciembre, pero no se lo permitieron.

La mujer afirmó que durante los primeros días en el hospital un médico advirtió a la familia que el opositor estaba "muy mal".

"Dijo que tiene, de huelgas anteriores, un úlcera a punto hacer sangramiento", relató.

Sin embargo, poco después el hospital comenzó a informar a la familia a través de otro médico que asegura que "los signos complementarios" del disidente "están bien", añadió.

"No entiendo cómo un hombre que lleva más de 80 días en huelga de hambre puede estar bien", dijo Herrera.

Entretanto, el Foro Antitotalitario Unido (FANTU), que encabeza el Premio Sajarov Guillermo Fariñas, denunció que dos de sus integrantes fueron arrestados el martes por intentar visitar a Morera en el Arnaldo Milián Castro.

Alrededor hospital "existe un cerco operativo de fuerzas del Ministerio del Interior (MININT), encabezadas por oficiales de la Seguridad del Estado, quienes no permiten ni que los militantes del FANTU lleguen a las áreas exteriores del Hospital General, donde están los angustiados familiares de Vladimir Morera", dijo la organización.

Responsabilizó al Gobierno de Raúl Castro del "posible deceso de Vladimir Morera Bacallao, por haberle creado una causa judicial falsa".

Morera, de 44 años y miembro del Movimiento Cubano de Reflexión, formó parte del grupo de 53 detenidos que excarceló el Gobierno en diciembre de 2014, en el marco de las negociaciones con Washington para restablecer relaciones diplomáticas. Cumplía entonces ocho años de cárcel.

Sin embargo, el disidente fue detenido y sentenciado nuevamente tras verse implicado en abril en una aparente gresca con militantes oficialistas, según su familia. Actualmente cumple cuatro años de prisión por un supuesto delito de "lesiones".

Tanto activistas de la disidencia interna como familiares han asegurado que Morera fue condenado sin pruebas, después de ser golpeado en su casa por turbas del régimen.

1 de Enero 2016

Diario de Cuba