Cuba: Opositor en Huelga de Hambre comenzó a ingerir alimentos, el gobierno no ha dicho que lo liberara

El opositor cubano Vladimir Morera, recluido en un hospital a causa de una huelga de hambre que inició en protesta por su condena a prisión, volvió a ingerir alimentos, dijo su hijo a la AFP este lunes tras visitarlo en el centro médico.

El activista, de 44 años y quien según Estados Unidos fue preso por su “disidencia pacífica”, comenzó a comer desde el 31 de diciembre, señaló su hijo Vladier Morera en diálogo telefónico con la AFP.

El miércoles pasado le colocaron un suero, se sintió con la conciencia alterada y a partir de eso –con perdida de voluntad– comenzaron a suministrarle alimentos”, asegura Linares. El líder del Movimiento Cubano Reflexión (MCR) no ha podido visitar al paciente en la sala de terapia intermedia del hospital provincial Arnaldo Milián en la ciudad de Santa Clara donde permanece recluido, pero ha hablado en repetidas ocasiones con su familia.

Morera Bacallao llegó a pesar menos de 43 kilos a consecuencia de la huelga de hambre con la que exigía la anulación de su condena. En estos momentos, según reportan sus familiares, se encuentra en estado de recuperación física y asimila “bien lo que come”, comentó Linares.

“Ayer lo vi en el hospital, tomando jugo y caldo. Mi papá no se acuerda de nada, no sabé por qué lo condenaron ni por qué estaba en huelga de hambre”, expresó.

Condenado a cuatro años de prisión a inicios de octubre, a raíz de una gresca en la que resultó herida una mujer, Morera se resistía a comer desde entonces, por lo que su salud fue empeorando hasta que debió ser llevado la semana pasada a un hospital de la ciudad de Santa Clara (centro).

“No le puedo decir sí el depuso (voluntariamente) la huelga de hambre, sólo sé que ya está comiendo, y que habla incoherencias porque según los médicos estuvo muy débil”, agregó su hijo.

Librado Linares, dirigente del Movimiento Cubano de Reflexión y compañero de disidencia de Morera, insistió a la AFP en que el activista no es consciente de sus acciones, por lo que no se puede afirmar “que haya depuesto” la protesta.

Las autoridades cubanas, que niegan tener prisioneros por razones políticas, no se han pronunciado sobre el caso.

Morera, que según su familia llegó a pesar 43 kilos por el ayuno, formó parte del grupo de 53 detenidos que excarceló Cuba en diciembre de 2014, en el marco de la reconciliación política con Estados Unidos.

El activista del Movimiento Cubano de Reflexión ya había sido condenado en el pasado y realizado huelgas de hambre.

En Cuba los movimientos de oposición son ilegales, y en el pasado autoridades los señalaron de ser mercenarios al servicio de Estados Unidos.

El martes, en un mensaje en Twitter, la subsecretaria de Estado para el Hemisferio Occidental, Roberta Jacobson, instó al gobierno de Cuba a liberar a Morera.

El disidente fue condenado por lesiones corporales a una militante del oficialismo, acusación que la familia niega.


AFP y 14yMedio

4 de Enero 2015