Otro ataque terrorista estremece a Francia, le cortan el cuello a un sacerdote

Dos atacantes mataron a un cura con un arma blanca e hirieron de gravedad a otro rehén el martes en una iglesia del norte de Francia antes de ser abatidos a tiros por la policía.

El ataque ocurrió durante la misa matutina en la parroquia de Saint-Etienne, ubicada al sur de Ruan, en Normandía. Cinco personas fueron tomadas de rehén.

Una fuente policial dijo que parecía que el cura había sido degollado.

El presidente de Francia, François Hollande, calificó el ataque de este martes contra una iglesia de Saint-Étienne-du-Rouvray, a 125 km al norte de París, en Alta Normandía, como "acto cobarde" perpetrado por "terroristas".

El mandatario viajó, junto con el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, a la localidad del noroeste de Francia.

El sacerdote fue identificado por los testigos como Jacques Hamel.


En una conferencia de prensa celebrada a pocos metros de la iglesia de Saint-Etienne-du-Rouvray, el presidente galo confirmó la información adelantada más temprano por medios locales: en el momento del ataque, los secuestradores "se reivindicaron del Estado Islámico" (ISIS, por sus siglas en inglés).

El mandatario se refirió al nivel de amenaza terrorista en el país galo que consideró "muy alto" y expresó la determinación del Gobierno a luchar contra el ISIS que "trata de dividir" a los franceses. "Estamos frente a un grupo que nos declaró la guerra. Debemos desarrollar esta guerra, por todos los medios, respetando el derecho, porque estamos en una democracia", agregó el presidente francés.

El ISIS se acredito el ataque y lo celebro.

"Los asaltantes de la iglesia de Normandía son dos soldados del Estado Islámico que actuaron en respuesta al llamado del ISIS a atacar a los países de la coalición", indicaron en un comunicado en las redes sociales ligadas a los terroristas.

El ataque es el último de una serie de atentados letales en Europa, entre ellos la matanza masiva en Niza durante el Día de la Bastilla y cuatro incidentes en Alemania. Muchos de ellos han sido vinculados a militantes islámicos.

El arzobispo de Ruan identificó al cura muerto como el padre Jacques Hamel. El Vaticano condenó el ataque, calificándolo como una "matanza barbárica".

El Papa Francisco condena el asesinato del religioso.

El papa Francisco expresó "dolor y horror" por el "asesinato bárbaro" del sacerdote declaró este martes el vocero del Sumo Pontífice, Federico Lombardi.

"Estamos particularmente afectados por esta violencia horrible ocurrida en una iglesia, un lugar sagrado en el que se anuncia el amor de Dios", señaló en un comunicado.

El portavoz del Ministerio del Interior, Pierre-Henry Brandet, dijo a la radio France Info que los atacantes habían sido abatidos por la fuerza policial de elite francesa BRI, cuando salieron de la iglesia.

Agregó que oficiales del escuadrón de bombas asistidos por perros habían registrado la iglesia en la búsqueda de posibles explosivos.

El primer ministro francés, Manuel Valls, calificó el ataque como "barbárico" y dijo que era un golpe para todos los católicos y para toda Francia. "Nos mantendremos unidos", escribió en Twitte.

Agencias

26 de Julio 2016