Trump cancela reunión con dictador de Corea del Norte

Atacante de Alemania es de origen iraní de 18 años

Al menos diez muertos, entre los que según la Policía alemana se encuentra uno de los atacantes, que se ha suicidado, y diez heridos tras producirse un tiroteo en un centro comercial, Olympia-Einkaufszentrum(se ha creado el hashtag #OEZ para seguirlo en Twitter), en el distrito muniqués de Moosach, al noroeste de la ciudad. Las fuerzas especiales persiguen a esta hora a los sospechosos por las calles de Múnich, según el twitter de la Policía muniquesa. Testigos que huyeron del centro comercial informan que había al menos tres atacantes «con armas largas» y «altamente peligrosos». El portavoz policial ha informado de que no está claro si los tiradores se encuentran todavía en Munich o en las zonas periféricas.

Según cuenta un testigo, el se refugió con su hijo en el baño de McDonald's, donde se encontraba el tirador.

"El autor es un iraní de 18 años de Múnich", que no era conocido por los servicios de policía y cuyas motivaciones siguen "totalmente no dilucidadas", declaró Hubertus Andra, jefe de la Policía, en conferencia de prensa.

Testigos dijeron que gritaba "Allahu Akbar" (Muerte a Occidente)

“Estuve en el baño con mi hijo y solo vi al atacante disparando directamente contra los niños“, afirmó a CNN. Además, detalló que escuchó un sin fin de disparos que dejaron varios heridos.

Las autoridades recomendaron a la gente que se aleje de las calles de la tercera ciudad de Alemania, que fue cerrada con una paralización del transporte público y un bloqueo de autopistas.

La policía dijo que tres atacantes estaban prófugos y la ciudad fue puesta en estado de emergencia mientras se les busca.

“Le estamos diciendo a la gente de Múnich que estos tiradores están prófugos y son peligrosos”, dijo un portavoz de la policía.


Las autoridades informaron después que ocho personas habían muerto y que había varios heridos. Se encontró un noveno cadáver que se investigaba si era alguno de los atacantes.

El diario muniqués TZ dijo que uno de los tiradores había muerto y la revista alemana Focus reportó que un atacante se había disparado en la cabeza. Reuters no pudo confirmar inmediatamente las informaciones.

Las fuerzas especiales se agrupaban en los alrededores del centro comercial Olympia, que, según la policía, había sido evacuado.

“Se sintieron muchos disparos, no podría decir cuántos, pero fueron muchos”, dijo por teléfono a Reuters la empleada de una tienda desde el centro comercial.

El ataque es el tercero en ocho días contra civiles en Europa occidental, tras otros en Francia y Alemania que se atribuyó el Estado Islámico.


Un portavoz de la policía dijo que no había información inmediata de que se hubiese tratado de un ataque de islamistas radicales, pero que el asunto se estaba gestionando como un incidente terrorista.

Nadie se atribuyó inmediatamente la responsabilidad del ataque, pero partidarios de Estado Islámico celebraban en la redes sociales.

Un video en internet, cuya autenticidad no pudo ser confirmada, mostró a un hombre vestido de negro fuera de un McDonald’s en la calle con una pistola disparando a la gente.

El ataque del viernes ocurre una semana después de que un joven asilado de 17 años hirió a pasajeros en un tren en Alemania en un hecho reivindicado por Estado Islámico.

Los incidentes en el país siguen además a un ataque en Niza, Francia, en las celebraciones del Día de la Bastilla, en las que un tunecino que conducía un camión embistió a una multitud, matando a 84 personas.

El diario Muencher Abendzeitung afirmó que hasta 15 personas han perdido la vida. Imágenes de la televisión local también muestran decenas de vehículos de emergencia fuera del complejo.

Fotos en las redes sociales revelan el pánico en la zona, con personas corriendo para alejarse de la presencia de tres hombres armados, según informó el ministerio del Interior de Baviera. La Policía afirma que los agresores están prófugos.

Además, las autoridades llamaron a evitar lugares públicos y distintos reportes dan cuenta de que han sido cerradas varias estaciones del metro y la estación ferroviaria.

Empleada del centro comercial, identificada por el nombre de Sabiha, dijo a The Washington Post haber visto a un hombre abrir fuego con lo que describió como un fusil de asalto y con algo parecido a un cinturón.

Los videos de vigilancia del centro comercial han grabado el ataque. En el audio se escuchan con claridad, al tiempo que comienzan los disparos,«extranjeros de mierda» y «yo soy alemán». Podría tratarse, por tanto, de un ataque xenófobo como represalia al refugiado que atacó a los pasajeros del tren regional con un hacha, aunque falta aún confirmación oficial. La Policía muniquesa ha informado que no hay indicios de ataque yihadista tras el tiroteo. Por su parte, la revista Focus ha publicado que uno de los atacantes se habría suicidado disparándose a sí mismo.

Los sospechosos se han dado a la fuga, según medios alemanes, usando el metro, por lo que las autoridades han ordenado suspender el tráfico en el transporte público hasta nuevo aviso. La Policía ha puesto en marcha «un importante operativo» en el que participan las fuerzas especiales.

El tráfico de autobuses y metro ha sido interrumpido, la estación central de Múnich ha sido evacuada y el tráfico de ferrocarril completamente interrumpido. La Policía ha pedido en Twitter que no se tomen fotografías de la operación en curso. Después de haber sido cerrada la estación central de Múnich al tráfico ferroviario, testigos afirman que han visto huir a varias personas por las vías. Para facilitar el operativo policial se ha pedido a los automovilistas que abandonen las autopistas que van en dirección a Múnich.

Las autoridades de Múnich decretan situación de excepcionalidad. Llaman a la población a permanecer donde estén, no salir a la calle, y seguir las alertas de seguridad a través del sistema para móviles y smartphone Katwarn.

Agencias

22 de Julio 2016