Polémica en Holanda por cuidador masturbando a un delfín VIDEO

Un vídeo en el que se ve a un trabajador del delfinario de la localidad de Hardewijk en Holanda manteniendo un encuentro sexual con un animal está causando una gran polémica en el país. En la grabación, tremendamente explícita, el hombre agarra el pene del delfín y lo sacude varías veces, hasta que el cetáceo se da la vuelta y pide un pescado.

El clip ha sido grabado de forma encubierta por otro trabajador. Y a pesar de generar un enorme ruido mediático -la noticia ha sido publicada por medios de todo el planeta- y la denuncia de varias asociaciones protectoras de la naturaleza, la fiscalía holandesa ha anunciado que no va a presentar cargos contra el cuidador.

El motivo aducido es que el hombre no está cometiendo ningún delito. La masturbación forma parte de un programa de cría de delfines y se realiza con frecuencia para aliviar el estrés del animal.

El trabajador asegura que este acto sexual también evita que se los delfines mantengan relaciones incestuosas entre ellos. Además, explica que muchos delfines son homosexuales y tienden a tener relaciones entre ellos, lo que hace que el clima dentro del lugar no sea el más adecuado para practicar los shows que deben aprender para entretener a los visitantes del delfinario.


El vídeo ha sido emitido por el programa de la televisión holandesa RAMBAM, que a su vez ha entrevistado a un fiscal para preguntarle por las posibles implicaciones legales del contenido. Pero sus declaraciones no dejan lugar a la duda: “El acto sexual practicado con el delfín forma parte del entrenamiento para que sepa expulsar esperma, como parte del programa de crianza. El acto fue llevado a cabo por un científico en el contexto de una investigación científica que se enmarca en la crianza de los delfines”.

Además de la denuncia por abuso sexual, las asociaciones protectoras también han denunciado las condiciones en las que viven los animales en el delfinario.Según ellas, los cetáceos se ven obligados a vivir gran parte del día encerrados en un tanque de apenas tres metros de largo, un espacio más que insuficiente.

Ante estas acusaciones, el centro se defiende argumentando que los delfines pasan la mayor parte de su tiempo en la piscina principal, que tiene 3 millones de litros cúbicos de capacidad, y que es vigilada continuamente para que la calidad de su agua sea la adecuada.

Yahoo

17 de Marzo 2016