Prensa cubana destaca mas a Maduro que la histórica llegada de Obama

Los últimos acontecimientos sobre la histórica visita del presidente estadounidense Barack Obama a Cuba (todas las horas son locales):

Una de las actividades más destacadas que hará el presidente Barack Obama en su visita histórica a Cuba es asistir al partido de béisbol entre los Rays de Tampa Bay la selección nacional cubana.

Desafortunadamente, no es un juego para todos los aficionados, sino para aquellos que sean invitados.

El Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (Inder) de Cuba dijo que los boletos serían otorgados a través de organizaciones autorizadas por el gobierno, como grupos estudiantiles, militantes del Partido Comunista y clubes deportivos.

En un comunicado en la prensa oficial el domingo, el Inder indicó que el público en general podrá seguir el juego en vivo por radio y televisión.

A pesar de la inminente llegada del presidente estadounidense Barack Obama en una visita histórica, la prensa oficial cubana está dándole más atención a una reunión entre el presidente venezolano Nicolás Maduro y el ex gobernante cubano Fidel Castro.

Venezuela ha sido un estrecho aliado de Cuba bajo la presidencia de Maduro y antes, bajo la de su predecesor, el ahora fallecido Hugo Chávez. Los dos países tienen un intenso intercambio comercial. Venezuela le envía petróleo a Cuba y Cuba envía médicos, entrenadores deportivos y otros profesionales a la nación sudamericana.


El hecho de que la prensa le da atención a Maduro, quien llegó el viernes en una visita de estado, parece indicar que a pesar de la reanudación de relaciones con Washington, Cuba no ha disminuido su apoyo al gobierno socialista venezolano.

Las fotos de Maduro y Fidel Castro fueron colocadas el domingo en los diarios oficiales y en el cibersitio Cubadebate, según el cual el encuentro tuvo lugar el día anterior.

Se reunieron en la casa donde Castro suele recibir a dignatarios extranjeros. Se le ve a Castro en una mecedora con sandalias y un traje deportivo, y gesticulando mientras habla con Maduro.


Los cubanos están emocionados por lo que será la primera visita a Cuba por un presidente estadounidense en casi nueve décadas.

Carlos Maza, un reparador de refrigeradores de 48 años de edad, dice que nunca ha visto algo así y que "esto es una cosa increíble".

Añadió que ojalá las empresas y los turistas estadounidenses ayuden a la economía cubana. Reconoció que los cambios han venido lentamente a Cuba pero dijo que esta oportunidad diplomático "es un paso adelante". Consideró que "va a haber sus cambios, pero es lento".

Xiomara Sánchez, trabajadora de una cafetería, de 60 años de edad, dijo que está "orgullosa y bien que él venga a Cuba".

Si se encontrara de frente con Obama, dijo, "lo felicitaría por buscar la forma, la manera de unirse con nosotros, de estar en paz y estar bien".

Todo está tranquilo en el Malecón de La Habana pocas horas antes de la llegada del presidente estadounidense Barack Obama. Algunos deportistas, pescadores y pelícanos es lo único a la vista en el famoso bulevar costero.

Roberto Albar, un jubilado de 68 años, ve el deshielo de las relaciones como algo que conviene a ambos pueblos. "Nosotros prácticamente somos vecinos" y el sistema político de Cuba "no quiere decir que seamos enemigos", dijo, aunque fue más cautelosos con los cambios.

Albar dice que no ha visto cambios importantes en Cuba en el año desde que restablecieron las relaciones diplomáticas. Señalando hacia su casa cerca de la costa, expresó: "Yo no he visto nada. Yo vivo ahí y eso se está cayendo", dijo mientras apuntaba hacia el edificio con la fachada derruida donde vive. "Los pobres seguimos siendo pobres".

AP

20 de Marzo 2016