Protestas por visita de presidente de Iran Hassan Rouhani a Europa

Luego de años de tensiones originadas por las ambiciones nucleares de Irán, Europa está abriendo la puerta a una nueva era de relaciones con la nación de Medio Oriente, al recibir al presidente iraní Hassan Rouhani en Italia y Francia con altas expectativas de poner en marcha lucrativos acuerdos regionales y la paz regional.

Pero también hay motivos de cautela, especialmente por los antecedentes de Irán en materia de derechos humanos y sus metas geopolíticas.

La visita de Rohani también ha enfrentado protestas, sobre todo por las ejecuciones celebradas recientemente en el país.

Una mujer casi desnuda colgaba de una falsa horca en un puente de París el jueves junto a una pancarta que decía "Bienvenido Rohani, ejecutor de la libertad".

El fin de las sanciones económicas luego de que seis naciones acordaran con Irán poner fin a sus actividades nucleares significa que el país de 80 millones de habitantes próximamente tendrá flujo de fondos, permitiéndole algunos gastos y, algunos europeos esperan, ponga fin a su aislamiento con Occidente.

Las visitas a Italia y Francia también son parte de los esfuerzos de Irán por contactarse con sus viejos aliados para balancear su alcance diplomático con socios orientales como China y Rusia.

Irán firmó miles de millones de euros en acuerdos durante la primera visita de Rouhani a Italia, misma que causó controversia cuando las autoridades cubrieron estatuas desnudas en un museo de Roma, en un esfuerzo aparente por evitar ofender al mandatario iraní. El ministro de Cultura de Italia dijo que el acto era "incomprensible".

Agencias

28 de Enero 2016