Putin posiblemente ordeno asesinato de espía

El presidente Vladimir Putin probablemente aprobó un plan de la agencia de seguridad nacional de Rusia (FSB) para matar a un ex agente convertido en crítico del Kremlin que murió después de beber un té con una dosis fatal de veneno radiactivo, dijo el jueves un juez británico en un informe que llevo a Moscú a acusar a Gran Bretaña de estropear las relaciones bilaterales.

El juez Robert Owen, quien dirigió una investigación pública de la muerte en 2006 de Alexander Litvinenko, dijo que estaba seguro de que dos hombres rusos le dieron a Litvinenko un té con una dosis fatal de polonio 210 durante una reunión en un hotel de Londres en noviembre de 2006.

Agregó que existe una "fuerte posibilidad" de que la FSB haya dirigido el asesinato, y la operación fue "probablemente aprobada" por Putin, entonces y en la actualidad presidente de Rusia.

En su lecho de muerte, Litvinenko acusó a Putin de ordenar su asesinato, pero ésta es la primera declaración pública oficial que relaciona al presidente ruso con el crimen.

La declaración sacudió las relaciones entre Gran Bretaña y Rusia. Gran Bretaña citó el jueves al embajador ruso y ordenó la congelación de los activos de dos principales sospechosos rusos: Andrei Lugovoi, ahora un legislador ruso, y Dmitry Kovtun.

Moscú siempre ha negado su participación en la muerte de Litvinenko y la vocera del Ministerio de Exteriores ruso, Maria Zhakarova, dijo el jueves que el gobierno ruso no considera objetivas o imparciales las conclusiones de Owen.

"Lamentamos que un caso meramente criminal se haya politizado y oscurecido el ambiente general de las relaciones bilaterales", dijo en un comunicado Zhakarova. Agregó que la decisión de Gran Bretaña de hacer una investigación pública tenía una motivación política y declaró que el mismo proceso de investigación no fue transparente.

Litvinenko, un ex agente de la FSB, había huido a Gran Bretaña en 2000 y se convirtió en un crítico abierto del servicio de seguridad ruso y de Putin, a quien acusó de tener vínculos con grupos mafiosos.

Lugovoi ahora es miembro del Parlamento ruso, que significa que está amparado en su país. Durante una entrevista el jueves con Associated Press, llamó a la investigación británica un "espectáculo".

AP

21 de Enero 2016