200 cohetes lanzados desde Gaza, Israel responde con dureza

Quinto Debate Republicano en Las Vegas

Los precandidatos presidenciales republicanos se reunieron en un debate por última vez en el año, esta vez en Las Vegas, a siete semanas de que se emitan las primeras votaciones de las primarias en Iowa.

El senador de Kentucky, Rand Paul, abrió el debate presidencial republicano atacando a Donald Trump y al senador de Florida, Marco Rubio. Paul dijo que Trump se equivoca al pedir censura en internet y que Rubio no debería defender el acceder a datos telefónicos de los estadounidenses. Paul señala que la manera de derrotar al terrorismo es "demostrándoles que no les tenemos miedo".

John Kasich está jugando el papel de pacifista. Antes de que el gobernador de Ohio mencionara algo sobre seguridad nacional, a lo que sus rivales le han dado prioridad, dijo que lo primordial para el país es "crear empleos y asegurarse de que las personas los mantengan, la necesidad de elevar los salarios". Y agregó que "hay demasiados gritos" en la política para solucionar esos problemas. "Nunca lo lograremos si estamos divididos" en el partido, dijo. "Antes que todo, somos estadounidenses", dijo.

Carly Fiorina dijo que los problemas y heridas del país pueden sanar con un líder probado, como lo es ella, citando su experiencia al vencer el cáncer de mama, haber perdido a un hijo y haber subido en el organigrama corporativo hasta llegar a ser directora general de Hewlett-Packard. Fiorina dijo que la han insultado de todas formas y se rechaza a recibir un no como respuesta.

El precandidato presidencial republicano que encabeza las encuestas, Donald Trump, dijo durante su discurso inicial en el debate que ha generado "una gran discusión que era necesario abrir" sobre "el terrorismo radical islámico".

El empresario no habló directamente de su propuesta para bloquear el ingreso de los musulmanes a Estados Unidos, temporalmente y con excepciones, y que se ha convertido en un tema central en la contienda. Pero dijo: "A la gente le gusta lo que digo. La gente respeta lo que digo".

El senador de Florida, Marco Rubio dijo que en caso de ser electo, el país tendrá un comandante en jefe que cree que Estados Unidos es el mejor país del mundo.

Rubio dijo que el actual mandatario quiere que el país sea "más como el resto del mundo".

Dijo que, como resultado, "hay millones de estadounidenses que se sienten excluidos y fuera de lugar en su propio país".

Donald Trump quiere evitar que miembros del grupo Estado Islámico accedan a internet para reclutar a combatientes estadounidenses.

Dijo que el gobierno debe trabajar con "personas brillantes" de Silicon Valley para mantener a los combatientes del Estado Islámico fuera de internet, incluso si eso significa cerrar partes del internet.

Trump también pidió que miembros de la prensa dejen de llamar a los combatientes del Estado Islámico "mentes maestras" porque, en realidad, son bandidos y gente terrible.

Dijo: "Debemos ser capaces de penetrar internet y encontrar exactamente donde está el Estado Islámico".

El senador de Texas, Ted Cruz, dijo que "todos entienden" la propuesta de Donald Trump de frenar el ingreso de musulmanes a Estados Unidos temporalmente y sin excepciones. Pero señaló que la legislación que él mismo propuso para suspender la llegada de refugiados de países con antecedentes vinculados al grupo Estado Islámico por tres años "está más enfocada en la amenaza actual, que es el terrorismo radical islámico".

Citó al abuelo de Franklin D. Roosevelt, al decir: "Todos los ladrones de caballos son demócratas, pero no todos los demócratas son ladrones de caballos". Indicó que hay millones de musulmanes pacíficos en todo el mundo, que viven en países pacíficos como la India. Señaló que "no es una guerra contra la fe, es una guerra contra las ideologías políticas y teocráticas que quieren asesinarnos".

Jeb Bush y Donald Trump protagonizaron el primer duelo de la noche. Trump defendió su política migratoria que incluye una prohibición indefinida a todos los musulmanes de ingresar al país y repitió su plan para levantar un muro en la frontera con México.

Insinuó que el presidente Barack Obama ha dado la bienvenida al país a los terroristas islámicos. Trump señaló que bajo su gobierno, "se irán".

Bush respondió que la propuesta de Trump "no es seria" y que eso haría a Estados Unidos menos seguro. "Donald es bueno con las palabras, pero es un candidato del caos y sería un presidente del caos". Bush dijo que los curdos, posibles aliados en la batalla contra el Estado Islámico, "son musulmanes".

La respuesta de Trump: Bush me ataca sólo porque estoy al frente y su campaña ha sido "un completo desastre" y "a nadie le importa".

Bush también dijo que Trump está "trastornado" a lo que el empresario respondió que es "la persona más integra en el lugar".

Ben Carson está aplicando su experiencia como neurocirujano a los desafíos de política exterior. Compara los complejos casos de sus pacientes con el combate al grupo Estado Islámico. Dijo que frecuentemente enfrenta situaciones de vida o muerte. Carson también pidió al Congreso que le declare la guerra al Estado Islámico.

El exgobernador de Florida Jeb Bush afirmó hoy que si Donald Trump logra llegar a la CasaBlanca sería "el presidente del caos", al criticar el plan del magnate inmobiliario de vetar temporalmente la entrada de musulmanes en EE.UU. en el inicio del quinto debate republicano.

"Donald (Trump) es muy bueno con los titulares, pero es el candidato del caos. Y sería el presidente del caos", aseguró Bush en un ataque directo a Trump, que actualmente lidera las encuestas para ser el nominado a la candidatura presidencial republicana de cara a 2016.

Trump y Bush, junto con los otros siete aspirantes mejor posicionados en las encuestas para ser el nominado del Partido Republicano para las elecciones presidenciales de 2016 en EE.UU., se miden esta noche en el casino Venetian de Las Vegas.

15 de Diciembre 2015

Agencias