Rayos en Alemania y Francia dejan decenas de heridos, múltiples graves

Ocho menores y tres adultos fueron electrocutados el sábado por un relámpago en París cuando una súbita tormenta primaveral interrumpió una fiesta infantil en un parque de la ciudad, dijo un portavoz de los bomberos.

Las víctimas se habían refugiado debajo de un árbol en el parque Monceau, un lugar muy frecuentado los fines de semanas por familias pudientes en la capital francesa.

El portavoz del servicio de bomberos de París, Eric Moulin, dijo que seis de las personas alcanzadas por el rayo sufrieron heridas de gravedad, entre ellas cuatro menores y dos adultos, y que de este grupo cuatro estaban en peligro de muerte.

Las otras cinco personas, de ellas cuatro menores, sufrieron heridas leves a causa del relámpago, agregó.

Un bombero fuera de servicio que visitaba un museo cercano corrió de inmediato hacia el lugar y vio a nueve de las 11 víctimas tendidas en el suelo abajo del árbol, afirmó Moulin a The Associated Press.

El bombero suministró primeros auxilios, como masaje al corazón, y después condujo a los socorristas directamente al lugar.

"Él vio quién de los heridos estaba más grave. Evaluó y decidió rápidamente entre las víctimas, les aplicó primeros auxilios y avisó a los servicios de socorro", declaró Moulin.

Un residente de París que vive cerca del parque y vio la caída del relámpago dijo que era extraordinario que una tormenta de tal intensidad azotara la capital francesa.

"Fue dramático", afirmó el residente Jean-Louis Laurens.

Otro rayo en Alemania deja 35 heridos

Un rayo que cayó en un campo de fútbol tras un partido infantil dejó a 35 personas heridas, entre los cuales hay tres de gravedad, anunció una agencia de prensa alemana.

El accidente tuvo lugar en Hoppstädten, en el estado federal de Renania Palatinado, según la policía, citada por la agencia.

Además, el rayo afectó directamente al árbitro del partido, quien fue llevado de urgencia al hospital después de ser reanimado por equipos sanitarios sobre el terreno de juego.

De los heridos muchos son menores de entre nueve y once años y sufrieron heridas de menor consideración, aunque de todos modos fueron ingresaron en un hospital para ser sometidos a una revisión médica.

Según medios locales, el incidente ocurrió justo cuando estaba por terminar el partido y ni llovía ni había síntomas de que se acercara una tormenta.

AP, EFE y AFP

28 de Mayo 2016