200 cohetes lanzados desde Gaza, Israel responde con dureza

Reacciones a la visita de Obama a Cuba

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, visitará Cuba en las próximas semanas según confirmo en su cuenta de Twitter, convirtiéndose en el primer mandatario estadounidense en activo en visitar la isla en 88 años.

El viaje ha despertado diversas reacciones tanto en Cuba como en el sur de la Florida.

En Cuba

La periodista independiente Miriam Leyva, fundadora de Las Damas de Blanco: “Obama ha hecho varias medidas desde el 2009 que han beneficiado al pueblo cubano y creo que el pueblo aquí realmente está agradecido y tiene hasta admiración por Obama. Creo que es muy importante esta relajación que ha habido entre Cuba y Estados Unidos. En primer lugar le quita el pretexto que tenía el Gobierno cubano, toda la culpa de las ineficiencias, los errores, los caprichos y la represión en Cuba la justificaba diciendo que era por los americanos. Hay perspectivas que se progrese a una operación más distendida y sobre todo que haya más negocio, más comercio, inversiones en Cuba. En general creo que es positivo”.

Bertha Soler, Líder del Grupo disidente Damas de Blanco publicó en Twitter: “Presidente Obama usted llegará a Cuba a tratar con un dictador y ladrón, piénselo.

El disidente Reynaldo Escobar la noticia no lo tomó por sorpresa. Escobar dijo a Martí Noticias que él cree que Obama aprovechará su visita a la isla para asistir a la firma del Tratado de Paz entre el Gobierno colombiano y las FARC. De esta forma, opina, su viaje sería parte de otro evento, y no una visita oficial a la isla.

Por su parte, Elizardo Sánchez, portavoz de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, señaló que la visita de Obama "sería un paso perfectamente coherente con lo que ha estado ocurriendo respecto a las relaciones bilaterales entre ambos gobiernos" y agregó que estaría visitando el país con peor situación en materia de derechos fundamentales en el hemisferio.

Desde Holguín, el coordinador del Movimiento Cristiano Liberación, el doctor Eduardo Cardet, consideró que la visita de Obama sería positiva, pero que no cambiaría la realidad que se vive en Cuba.

Al periodista disidente Reynaldo Escobar la noticia no lo tomó por sorpresa. Escobar dijo a Martí Noticias que él cree que Obama aprovechará su visita a la isla para asistir a la firma del Tratado de Paz entre el Gobierno colombiano y las FARC. De esta forma, opina, su viaje sería parte de otro evento, y no una visita oficial a la isla.

Por su parte, Elizardo Sánchez, portavoz de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, señaló que la visita de Obama "sería un paso perfectamente coherente con lo que ha estado ocurriendo respecto a las relaciones bilaterales entre ambos gobiernos".

Sánchez agregó que el presidente de EEUU estaría visitando el país con peor situación en materia de derechos fundamentales en el hemisferio.

En Estados Unidos

Jeff Flake, republicano por Arizona, celebró la noticia como algo positivo para estadounidenses y para cubanos:

El senador republicano por Florida, Marco Rubio, fue tajante al ser preguntado por CNN sobre el anuncio de la visita de Obama a Cuba. Rubio dijo que si el fuera presidente no visitaría la isla "a menos que fuera una Cuba libre" y subrayó que "el gobierno cubano no es solamente una dictadura comunista, sino antinorteamericana".

Rubio, quien ha mantenido una postura crítica a la política de la Administración Obama con respecto a Cuba, dijo estar a favor de las relaciones entre los dos países, pero estima que habría que poner condiciones al gobierno cubano, como hizo EEUU con Birmania, lo que dio paso a elecciones libres.

“Estados Unidos no ha hecho nada parecido con Cuba”, concluyó Rubio.

El también precandidato republicano, Ted Cruz, pareció coincidir con Rubio y dijo a CNN que no visitaría Cuba "mientras Castro esté en el poder".

Cruz indicó que no le sorprendía la noticia sobre el viaje de Obama a la isla, pues la política exterior del Presidente se ha caracterizado por "alejar y hostilizar a nuestros amigos y mostrar debilidad a los enemigos".

El precandidato republicano estima que miles de millones dólares irán a gobiernos que odian a Estados Unidos, y apoyan el terrorismo, como Irán y Cuba. Consideró, además, que un presidente estadounidense debe "ejercer presión para lograr la libertad de Cuba".

"Cuando inauguramos nuestra embajada en La Habana no invitamos a los disidentes a esa ceremonia'', lo cual es incomprensible, subrayó Cruz.

Por último, al senador de origen cubano le preocupa que Obama desocupe la base militar de Guantánamo y la devuelva al gobierno cubano. ''Eso pondría en peligro la seguridad de este país'', concluyó.

Otro aspitante republicano a la nominación presidencial, el exgobernador de la Florida Jeb Bush consideró el viaje "una tragedia". Entrevistado por la FoxNews, Bush repasó la situación de la libertad de expresión, las golpizas a las Damas de Blanco y las limitaciones a los pequeños negocios, y consideró que al hacer relaciones diiplomáticas sin obtener nada a cambio se legitimiza al régimen. "Mi esperanza es que Cuba un día será libre, y es entonces cuando el presidente debe ir".

La legisladora por la Florida, Ileana Ros-Lehtinen, calificó de "absolutamente vergonzosa" la reportada decisión del presidente Barack Obama de visitar Cuba.

"Es lamentable que Obama desee visitar a los opresores en Cuba, mientras el pueblo de Cuba busca refugio en Estados Unidos", dijo la congresista de origen cubano.

La congresista recalcó que a pesar del acercamiento diplomático, la situación de los derechos humanos en Cuba no ha mejorado.

En ese sentido, afirmó que Obama sigue haciendo concesiones unilaterales e inefectivas que benefician a un régimen comunista que atropella los derechos fundamentales del pueblo.

Por su parte, el legislador estadounidense de origen cubano Carlos Curbelo, deploró la aparente decisión de Obama de viajar a Cuba en marzo. En un mensaje publicado en la red social Twitter, el congresista republicano de la Florida advirtió que un viaje del presidente Obama no avanzará los intereses de Seguridad Nacional de Estados Unidos.

"Parece ser otra decisión unilateral del presidente", aseveró Curbelo en su mensaje.

18 de Febrero 2016

Con informacion de Martinoticias