Irán está en un gran problema, advierte Trump tras detención de petroleros

Régimen cubano reprime protesta pacífica de la comunidad gay, Mariela Castro no los defiende

Agentes de la Seguridad del Estado se enfrentaron con activistas de la comunidad LGBTI y simpatizantes de este colectivo que fueron este sábado al Parque Central de La Habana para manifestarse a favor de la diversidad en la Isla. Al menos cuatro personas han sido detenidas hasta el momento, según pudo constatar 14ymedio.

Entre los detenidos están los activistas Iliana Hernández, Oscar Casanella, Ariel Ruiz Urquiola y Boris González Arenas.

La marcha había sido convocada por activistas independientes como respuesta a la cancelación de la tradicional Conga contra la Homofobia, organizada por el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) que dirige Mariela Castro, hija del exgobernante Raúl Castro y diputada a la Asamblea Nacional.

El Cenesex había llamado a boicotear la marcha independiente, asegurando que había sido organizada en Miami. Muchos activistas LGBTI se sintieron frustrados por las razones que dio la organización oficialista para cancelar la conga, entre ellas que podría ser aprovechada por “grupos contrarios al Cenesex utilizan lo sucedido con la conga como arma contra nuestra institución, y a través de ella, contra el Estado, el gobierno y el Partido”.

Desde poco antes de las cuatro de la tarde decenas de activistas se fueron reuniendo en el Parque Central de la capital cubana para marchar contra la homofobia. Era visible el despliegue policial en áreas del municipio Centro Habana y según pudo constatar este diario habían apostados policías cada 50 metros en el área donde se tenía previsto que se efectuara la manifestación.

“Una patrulla para en Paseo al lado del taxi en que viajo y el taxista pregunta al policía que conduce: ¿Qué hay aquí que esto está lleno de policías? Respuesta del policía: los travestis estos que quieren formar fiesta”, escribió al filo de las tres de la tarde en Twitter la periodista Mónica Baró.

Bajo el lema “por una Cuba diversa”, un número cada vez mayor de activistas se fueron reuniendo en el Parque Central ante la mirada de los policías. Cerca de las 4:30 pm el grupo comenzó a caminar hacia Malecón por Prado. Junto a los manifestantes estaba la cantante Haydée Milanés, entre otros artistas y activistas.

El activista Yasmany Sánchez Pupo dijo a 14ymedio que se trataba de “una marcha pacífica” y que el propósito primero era que “los cubanos no tengan miedo a hacer algo por ellos mismo sin necesidad de más nadie”. Además dijo que era una marcha “por la igualdad” y para “buscar un espacio en la sociedad” para el activismo LGBT. "Tengo miedo pero no importa, estoy aquí".

Sáchez Pupo fue detenido de forma violenta y conducido a un patrullero cuando la marcha llegó a Prado y San Lázaro.

Desde Madrid el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) condenó "las detenciones, el uso de la violencia y el cerco represivo desplegado por el Gobierno" contra los participantes.

La Fundación Cubana por los Derechos LGBTI, igualmente con sede en Madrid, denunció el "despliegue represivo" de la Seguridad del Estado y responsabilizó al régimen "de la integridad física de los apresados".

"Condenamos la postura represiva del Gobierno cubano al coartar las libertades de manifestaciones y expresión de una comunidad que ha sido hostigada y discriminada durante 60 años", dijo la organización. "Una vez más queda al descubierto la falta de voluntad política y el desinterés por mejorar los reclamos de la comunidad LGBTI".

14yMedio

12 de mayo 2019