Sin EEUU de enemigo inicio el congreso del Partido Comunista Cubano

Mil delegados del Partido Comunista inician el sábado un congreso con el que buscan marcar el rumbo de la isla en medio de desafíos como la crisis económica del país y un deshielo con Estados Unidos. Será además el último encuentro de este tipo que tiene a la generación histórica de la revolución al frente del gobierno, ahora presidido por Raúl Castro, quien anunció que se retirará en 2018.

El VII Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC) se desarrollará hasta el martes. Los organizadores informaron que el promedio de edad de los asistentes es de 48 años, que el 43% son mujeres y que el 36% son negros o mulatos.

La reunión tiene como base seis documentos que analizan el modelo económico y social impulsado por el gobierno, pero en las semanas previas, militantes de base se quejaron públicamente de la falta de debate y conocimiento de esos textos, sobre todo a diferencia del congreso previo, en 2011, cuando se dieron a conocer con tiempo y fueron analizados durante meses en centros de trabajos y barrios.

Ese encuentro fue decisivo para la isla. Significó el aval del PCC a las políticas de reformas implementadas por Raúl Castro desde 2010 y que van desde una apertura incipiente a la iniciativa privada, pasando por la entrega de tierras a particulares hasta la regularización de un mercado de bienes raíces, entre otras, y que hubieran sido impensables años antes en el marco de un modelo socialista de control estatal fuerte y centralizado.

Castro, quien sucedió a su enfermo hermano Fidel desde 2006, aseguró que las reformas solo serán de orden económicas y sociales, y que no habrá cambios en el modelo político de partido único.

Hace un mes, el presidente estadounidense Barack Obama viajó la isla en el marco de un deshielo entre Washington y La Habana que comenzó en 2014.

Obama demandó a Castro más apertura de mercado y derechos humanos desde la visión estadounidense, que incluye pluripartidismo, libre asociación y de prensa.

Con un Comité Central creado en 1965, luego de algunos años en los cuales se fueron reuniendo las varias agrupaciones que hicieron la revolución, el Partido Comunista de Cuba (PCC) tiene actualmente unos 700.000 militantes en todos los sectores y a lo largo y ancho del país.

Único con estatus legal, el PCC no postula ni elige a los dirigentes, pero según la Constitución dirige el destino del país, por lo que algunos de sus líderes son más poderosos o incluso conocidos que los funcionarios ejecutivos.

Al finalizar el VII Congreso está previsto también que se designe o renueve a un primer secretario —actualmente Raúl Castro-, a un segundo secretario —ahora José Ramón Machado Ventura— y a los miembros del Comité Central, el Buró Político y un Secretariado


AP

16 de Abril 2016