Sobreviviente de masacre en Orlando se reúne con policía que le salvó la vida

Angel Colón recibió varios impactos de bala durante el brutal ataque a la discoteca Pulse, pero salvó la vida gracias a la actuación del agente de la policía Omar Delgado, que logró arrastrarlo entre los vidrios rotos y a pesar de las heridas, hacia un lugar seguro, esto hizo posible que hoy haga el cuento.

“Podía verlo disparándoles a todos, inclusive a los que ya estaban muertos”.

El joven logró reunirse en el Hospital donde se recuperaba con el policía que le salvó la vida, quien le notificó que el fue quien lo arrastró y logró evitar que siguiera recibiendo disparos.

El agente le dijo, 'Hombre deme un gran abrazo".


Ángel Colón, recibió tres impactos de bala y describió cómo se hizo el muerto mientras Omar Mateen, el agresor, seguía disparando a las personas que permanecían en el suelo.

Seis personas están en condición crítica de salud luego del ataque al club nocturno Pulse del pasado domingo, indicó el personal del hospital que los está atendiendo.

El cirujano especialista en traumatismos, Michael Cheatham, dijo que “no le sorprendería” que la cifra de muertos, 49 en este momento, aumente.

Colón, quien recibió disparos en la pierna, la mano y la cadera, le dijo a los periodistas: “Soy el siguiente, me va a matar”, cuando Mateen volvió a dispararle en dirección a la cabeza.

Colón relató que el agresor siguió disparando a las personas que estaban en el suelo.

El agresor mató a una mujer que estaba justo al lado de él, relató.

Colón contó que el asesino Mateen permaneció calmado mientras disparaba a las víctimas , una detrás de la otra, en diferentes áreas de la discoteca.

“Esta persona tuvo que haber sido despiadada, sin corazón”, dijo. “No sé cómo pudo hacer algo así”, dijo.

En silla de ruedas, agradeció al personal del hospital que, según dijo, habían estado siempre a su lado y les dijo: “Los amaré por siempre”.

El médico cirujano Michael Cheatham dijo que un número de los fallecidos tenía heridas de bala en la cabeza.

Una de las personas que recibió un disparo en la cabeza se encuentra en cuidados intensivos, agregó.

Otro empleado del hospital describió cómo sus colegas médicos se conmovieron hasta las lágrimas por la extensión de las lesiones.

Mateen había visitado la discoteca Pulse en varias ocasiones durante los últimos tres años e interactuó con otros asistentes a través de aplicaciones móviles de citas, afirmaron testigos.

Chris Callen, un artista que se presentaba en el club, le dijo al medio estadounidense New York Daily News que Mateen había estado en las instalaciones en previas oportunidades.

Otro hombre, Kevin West, le dijo al diario The Washington Post que había conocido a Mateen a través de la app para citas gay Jack’d y lo reconoció mientras caminaba por Pulse en la madrugada de este domingo.

“Recuerdo detalles”, dijo West. “Nunca olvido una cara“.

El atentado dejó 53 heridos y ha sido el más mortífero en la historia reciente de Estados Unidos.

17 de Junio 2016