200 cohetes lanzados desde Gaza, Israel responde con dureza

Tensión en Cuba: Fariñas continua la huelga de hambre y rechaza recibir atención medica

Una petición de la dirección del movimiento opositor UNpacu persuadió a los huelguistas de abandonar la protesta y poner a salvo sus vidas, en riesgo tras casi un mes sin ingerir alimentos, esta informando Radio Marti, emisora de Estados Unidos que transmite desde Miami hacia Cuba.

José Daniel Ferrer, líder de la Unpacu, dijo que la dirección general de la organización estaba "muy contenta con la decisión". El opositor comentó que llevaban pidiéndole levantar la huelga desde hacía mucho tiempo. Según Ferrer, la huelga logró “atraer la opinión pública internacional sobre la situación que padecen los opositores al régimen".

El joven opositor Carlos Amel Oliva y otros activistas de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) levantaron este martes la huelga de hambre a la que se sometían desde hace casi un mes, confirmó a Martí Noticias Yriade Hernández, del Consejo de Coordinadores del movimiento en Cuba.

"Hace tres días que estamos solicitando a Carlos Amel que suspenda la huelga de hambre, porque consideramos que había un peligro inminente para su vida (…) Le expliqué que no solo corría peligro su vida, sino la de otros huelguistas que estaban aferrados a continuar hasta tanto él lo estuviese”, explicó Hernández.

El opositor Carlos Amel Oliva destaco al diario opositor 14ymedio que la decisión obedece a que se ha logrado “poner el foco sobre las violaciones de derechos humanos que ocurren en Cuba”.

Oliva alcanzaba este martes los 28 días en huelga de hambre y, desde el viernes, también se había negado a tomar agua. En estos momentos, el disidente está ingresado en el hospital Juan Bruno Zayas de la ciudad de Santiago de Cuba, donde recibe sueros de hidratación por vía intravenosa.

Los amigos y familiares pueden visitarlo hasta cuatro veces por semana, un cambio inesperado en la política de visitas del hospital, que hasta el viernes permitía que fueran diarias.

Funcionaria de la Embajada de Estados Unidos en Cuba visita a Fariñas en Santa Clara.

En su tercera semana de huelga de hambre, Guillermo Fariñas, uno de los más destacados activistas de derechos humanos de Cuba, ha dado un paso mas en su reclamos negándose a recibir atencion medica y dice que está dispuesto a morir para llamar la atención sobre las continuas golpizas del régimen cubano de los disidentes.

Fariñas dijo que esta dispuesto a dar su vida para que el régimen deje de reprimir violentamente a los opositores.

Fariñas sufrió la fractura de dos costillas y otras lesiones en julio cuando fue a averiguar ante la policía sobre el disidente detenido , Carlos Oliva Amel un líder juvenil de la oposición que también esta en huelga de hambre y ha expresado que llegara hasta las ultimas consecuencias.

La jefa de la Sección Política y Económica de la Embajada de Estados Unidos en Cuba, Dana Brown, visitó es lunes en su casa al premio Sajarov Guillermo Fariñas para preocuparse por su salud, informó el Foro Antitotalitario Unido (FANTU) en su sitio en Internet.

"Se interesó por mi estado de salud, y se interesó por las demandas que hice a Raúl Castro", dijo Fariñas, en huelga de hambre y sed desde hace 20 días.

"También quiso saber cómo podía ayudarme el Gobierno de los Estados Unidos, pues tienen mucha preocupación por el estado en que me encuentro. Tuvimos casi una hora de conversación, el diálogo fue muy fructífero y respetuoso", añadió el opositor, que ha sido hidratado vía intravenosa dos veces en el hospital Arnaldo Milián Castro tras sufrir desmayos.

Fariñas inició su huelga el 20 de julio tras una severa golpiza que recibió durante un arresto. Exige a Raúl Castro que se comprometa públicamente al cese de la violencia contra los opositores, el allanamiento de viviendas y las confiscación de pertenencias. También, que terminen los abusos contra los cuentapropistas.

Carlos Amel Oliva fue el primero de los activistas de la Unpacu en declararse en huelga de hambre el pasado 13 de Julio después de que agentes de la policía y la seguridad del Estado le incautaran objetos personales como ordenadores, teléfonos móviles y discos duros.

El opositor le confirmo al diario digital que lidera Yoani Sanchez, que hasta el momento, las autoridades policiales "no han hecho contacto con Carlos Amel para devolverle sus pertenencias". Tampoco ha recibido ninguna visita de la jerarquía de la Iglesia católica del oriente del país, aunque por la sede de la Unpacu "han pasado pastores evangélicos".

"De la embajada de Estados Unidos en La Habana sí han llamado cada día para conocer el estado de salud de los huelguistas, y están muy preocupados", apunta el activista.

9 de Agosto 2016

Con informacion de Martinoticias y 14ymedio