Trump se despide como presidente y asegura que su movimiento recién comienza

Trump promete ser una presencia continua en el escenario político, señalando que su "movimiento" está "apenas comenzando".

Terrorista buscado en Alemania entro como refugiado

Jaber Albakr, el sirio de 22 años al que busca la policía alemana tras hallar en su domicilio explosivos para cometer un atentado, llegó el año pasado a Alemania con la avalancha de refugiados y solicitó asilo, informa este domingo la edición digital del semanario “Der Spiegel”.

El sospechoso de estar preparando un ataque con explosivos trató de cruzar la frontera alemana de forma ilegal el 18 de febrero de 2015, pero la policía federal le interceptó en la localidad bávara de Rosenheim (sur de Alemania) y registraron sus datos, según esta publicación, que ha tenido acceso a documentos policiales.

Dos semanas después, con un pasaporte sirio, Albakr presentó una petición de asilo ante la Oficina Federal para la Migración y los Refugiados (BAMF), que fue finalmente aceptada a mediados de junio tras su tramitación.

La policía alemana no tenía antecedentes de este joven sirio hasta que el viernes los servicios secretos dieron la voz de alarma porque consideraban que suponía un peligro inminente.

Según “Der Spiegel”, el sospechoso se había informado a través de internet de cómo construir una bomba y había comprado los componentes necesarios, movimientos que desataron la gran operación antiterrorista del sábado.

Esta información es coincidente con otras publicadas hasta el momento por medios alemanes y en las que se apuntaba a una posible motivación islamista del joven sirio, un extremo que sin embargo aún no ha sido confirmado por las autoridades.

Las unidades especiales desplazadas hasta el domicilio que ocupaba el presunto terrorista no lograron detenerle, aunque según “Der Spiegel” lo vieron salir de la vivienda a primera hora de la mañana del sábado y hasta lanzaron un tiro de advertencia al aire.

En el inmueble, un piso en un bloque de viviendas, la policía se incautó de “varios centenares de gramos” de una mezcla muy explosiva, que obligó a los artificieros a detonar de forma controlada el artefacto en un jardín adyacente a la casa.

EFE

9 de Octubre 2016