200 cohetes lanzados desde Gaza, Israel responde con dureza

Tras último debate se enrarece aún más la contienda política en Estados Unidos

Este debate, el tercero y ultimo entre los dos aspirantes a la Casa Blanca , fue la última oportunidad para presentar sus ideas y propuestas ante millones de norteamericanos en la recta final hacia hacia las elecciones del 8 de Noviembre.

El debate entre Hillary Clinton y Donald Trump comenzo sobre la posición de los candidatos respecto a la Corte Suprema. La demócrata señaló que desea magistrados que estén a favor de la unión igualitaria y el control de armas, pero el republicano se mostró en una posición contraria en esos temas.

El magnate dijo que propondrá nuevos jueces "que interpretarán la constitución como lo hubieran hecho los padres fundadores".

Valoraciones sobre el debate.

Para algunos expertos ubicado en el medio sin inclinaciones ni demócrata, ni republicana, ha sido el mejor debate de los tres, o al menos el menos malo, ya que ha abordado los problemas reales y acuciantes de EEUU, pero tampoco que presentaron grandes ideas o planes concretos de futuro, pero si tuvo muchas acusaciones mutuas.

Ambos han estado ágiles y con reflejos afilados. Pero muchos coinciden en que no he visto un ganador claro.

Lo que rompió el esquema del proceso democrático en EEUU y volvió a demostrar una contienda atípica, es que Trump no se comprometio a aceptar los resultados de las elecciones el 8 de Noviembre.

En el segundo bloque sobre migración, la discusión entre Donald Trump y Hillary Clinton devino en una discusión acerca de quién se vería beneficiado con los Wikileaks que mostraron la postura de la demócrata sobre diferentes temas de política internacional. Clinton responsabilizó al presidente ruso, Vladimir Putin, de esa filtración.

El republicano acusó a Clinton de perseguir una política de fronteras abiertas que permitirá, según dijo, la entrada de terroristas a Estados Unidos. "Quiere fronteras abiertas, la gente entrará desde Siria, vamos a ver terrorismo islamista radical en este país", manifestó el republicano en Las Vegas, en la Universidad de Nevada.

Trump no dice si aceptara resultados de las elecciones

Trump, dijo que decidirá "en su momento" si acepta el resultado de las elecciones presidenciales.

Lo diré en su momento. Voy a mantener el suspenso", respondió Trump interpelado por el moderador del último debate presidencial en Las Vegas, Chris Wallace, por si aceptará el resultado de la contienda.

El magnate neoyorquino alertó de que hay "millones de personas registradas para votar que no deberían estarlo", al alimentar sus acusaciones de que las elecciones están amañadas en favor de Clinton.

Trump ha argumentado que la prensa nacional intenta amañar las elecciones. Nuevamente aseguró sin evidencia alguna que "millones" de votantes registrados "no deberían estar registrados".

Insinuó que Clinton sería una presidenta ilegítima debido a su uso de un servidor privado de correos electrónicos cuando fungió como secretaria de Estado. Señaló: "Nunca se le debió permitir que se postulara".

El multimillonario, que persigue la construcción de un muro en la frontera con México para frenar la entrada de inmigración ilegal, aseguró que Clinton defendió lo mismo en 2006 cuando era senadora y ahora "quiere dar amnistía". "Yo voté por seguridad en la frontera", respondió Clinton, negando lo que decía de ella Trump.

La aspirante demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, defendió el derecho al aborto, mientras que su rival, el republicano Donald Trump, prometió designar jueces para el Tribunal Supremo que lo revoquen, de manera que los estados decidan.

"Yo estoy en contra del aborto y designaría a jueces contrarios al aborto. Por lo que la revocación de Roe contra Wade ocurriría automáticamente en mi opinión", afirmó Trump.

"Después volverá a los estados y los estados determinarán", agregó, sin precisar más en este sentido.

Clinton abrió los ojos, mostrandose asombrada. La candidata demócrata no pudo estar más en desacuerdo.

"Apoyo con fuerza Roe contra Wade… y no es sólo por Roe. La cuestión es que hay muchos estados que están poniendo una regulación más estricta para las mujeres, que les impide ejercer esa elección".

En el tercer bloque, dedicado a sus propuestas económicas, Hillary Clinton y Donald Trump se refirieron principalmente a la reducción de impuestos que plantea el republicano.

Trump dice que convertirá a Estados Unidos “en un país grande de nuevo”. “No atendemos a nuestros veteranos, atendemos a los inmigrantes indocumentados”. Se queja de que no hay educación ni empleos y asegura que hará a favor de “negros y latinos” más de lo que Clinton haría “en diez vidas”. “No podemos soportar cuatro años más de Barack Obama y eso es lo que pasará si la eligen a ella”, concluye.

En el cuarto bloque del debate, donde se debatía acerca de las condiciones para ser presidente, Hillary Clinton y Donald Trump aprovecharon para sacar los trapos sucios y hablar sobre las declaraciones del republicano sobre las mujeres y el caso del e-mail de la demócrata.

En el quinto bloque, sobre política internacional, Donald Trumpresponsabilizó a Hillary Clinton de la aparición del Estado Islámico, mientras que ella cuestionó su cercanía con Rusia.

A Hillary Clinton, no le gusta el presidente ruso Vladímir Putin ya que este "fue más astuto que ella en cada paso, por ejemplo, en Siria".

"Hemos gastado 6 billones de dólares, y Rusia ha conquistado Medio Oriente", señalo Trump.

Además, el candidato republicano agregó que aunque no conoce a Putin, cree que "si Rusia y EE.UU. se llevan bien y atacan al Estado Islámico, sería grandioso".

"Nunca debimos permitir la creación de ISIS". "Nuestro país está siendo mareado por Putin, por Assad y por Irán".

Finalmente, en el último bloque, Donald Trump señaló que acabaría con programas sociales como Obamacare, mientras que Hillary Clinton indicó que se asegurará de recolectar el dinero de impuestos y trabajará a favor de la clase media.

Los aspirantes polemizan en torno a una agenda que incluye temas de inmigración, economía y el nombramiento de un juez en la Corte Suprema de Justicia.

Pese a que tenían una agenda predeterminada, los dos choques previos se convirtieron en un verdadero festival de golpes bajos, acusaciones cruzadas, discusiones sobre la vida sexual y hasta amenazas de prisión.

Clinton se mantuvo alejada de los actos públicos en los últimos días, concentrada en la preparación del debate, que tendrá lugar en la Universidad de Nevada, en Las Vegas.

En contrapartida, Donald Trump sostuvo una intensa agenda de discursos públicos y reservó apenas algunas horas de cada día para abordar con sus asesores la estrategia a seguir en el debate.


Agencias

19 de Octubre 2016