Trump le advierte a Clinton que "se acabo el Senor amable"

El candidato presidencial del Partido Republicano, Donald Trump, dijo el viernes que decidió ponerse los guantes de combate en su lucha contra la demócrata Hillary Clinton en la carrera a la Casa Blanca, después de recibir duras críticas de los oradores que participaron en la Convención Nacional Demócrata.

Trump realizó una gira de campaña que lo llevó por siete estados clave y que concluyó en Colorado, donde sus partidarios gritaron por quinto día sucesivo "enciérrenla" cada vez que mencionó el nombre de Clinton.

Los partidarios de Trump dicen que Clinton debe ser juzgada por su manejo de la política exterior de Estados Unidos cuando sirvió como secretaria de Estado durante el primer mandato del presidente Barack Obama y por el uso de un servidor de correo electrónico privado mientras estuvo en el cargo.

Durante toda la semana Trump buscó aplacar los gritos, haciendo hincapié en que su meta principal es vencer a Clinton en la elección presidencial del 8 de noviembre. Sin embargo, cuando la multitud gritó el lema en Colorado Springs, el millonario finalmente cedió.

"Comienzo a estar de acuerdo con ustedes, francamente", declaró. "Se acabó el señor amable", agregó.

Trump fue el principal blanco de ataques durante la convención demócrata en Filadelfia, que concluyó la noche del jueves y donde orador tras orador -incluidos algunos republicanos- dijeron que no tenía el temperamento para ser presidente.

En su discurso, Trump criticó duramente a Clinton, pero debió referirse a un par de controversias del año pasado para intentar refutar un aviso de campaña de la demócrata.

El aviso muestra un video del ataque de Trump contra la presentadora de Fox News Megyn Kelly, cuando el millonario protestó por las preguntas que ella le hizo durante un debate entre aspirantes a la nominación presidencial republicana en agosto y posteriormente dijo que "le salía sangre de los ojos, de todas partes".

"Yo me refería a su nariz", dijo Trump en Colorado Springs. "Yo quería volver a hablar sobre el tema de los impuestos" en el debate, agregó.

El magnate inmobiliario también abordó el caso de Serge Kovaleski, un periodista con discapacidad del New York Times, de quien Trump pareció burlarse en público en un video que fue utilizado por la campaña de Clinton.

Trump dijo que describió al reportero humillándose ante él. "No tenía idea que era discapacitado. No lo sabía, no tenía idea", afirmó.

Reuters

30 de Julio 2016