Tiroteo en escuela de Los Ángeles deja un muerto y varios heridos

Arrestan a un estudiante

Trump responde a los manifestantes con banderas de México en California

El precandidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos Donald Trump calificó ayer de “matones y criminales” a los manifestantes que protestaron el viernes durante su participación en la Convención del Partido Republicano de California, y a la que tuvo que acceder por la puerta de atrás del recinto donde se llevó a cabo.

“Los manifestantes en California eran matones y criminales. Muchos eran profesionales. Deberían ser tratados con contundencia por las fuerzas de seguridad”, escribió Trump en su cuenta de Twitter.

El empresario neoyorquino, quien lidera con amplia ventaja las primarias republicanas para la candidatura presidencial, comentó así las protestas ocurridas en la localidad de Burlingame, próxima a San Francisco, y en las que cientos de manifestantes se enfrentaron con la policía antidisturbios.

La presencia de manifestantes hizo que Trump, quien participa en la Convención del Partido Republicano de California, que se realizará hasta hoy, tuviera que acceder al hotel por la puerta trasera.

“Ésa no fue la entrada más fácil que he hecho. Tuvimos que pasar bajo una valla y atravesar otra. Vaya, me sentía como si estuviese cruzando la frontera, de hecho”, ironizó Trump, quien ha hecho de su polémica propuesta de construir un muro entre Estados Unidos y México uno de los ejes de su campaña.

Estos disturbios se produjeron después de que al menos 20 personas fueran detenidas el jueves, después de las protestas desatadas al finalizar otro acto electoral del precandidato en Costa Mesa, California.

“Protesto porque quiero los mismos derechos para todos”, aseguró a Los Angeles Times Daniel Luján, de 19 años, uno de los cientos de personas que se concentraron en las calles para protestar contra Trump y que, según el diario, eran mayoritariamente latinos.

El diario Los Angeles Times informó que la policía detuvo el viernes a por lo menos cinco manifestantes, que lograron sortear las barricadas aunque no pudieron acceder al interior del hotel.

Los manifestantes portaban pancartas con mensajes como “No al odio, no al racismo, no a Trump” y “Trump es el Hitler contemporáneo”, y lanzaron huevos a los agentes que impidieron su acceso al hotel donde se encontraban Trump y otros líderes republicanos.

Agencias

1 de Mayo 2016