Fallido golpe de estado en Turquía, reaparece el presidente

El presidente turco, Tayyip Erdogan, emergió de entre una multitud de seguidores en el aeropuerto Ataturk, el principal de Estambul, la madrugada del sábado después de lo que funcionarios calificaron como un intento de golpe de parte de una facción dentro de las Fuerzas Armadas, mostraron imágenes de NTV.

Fox TV de Turquía, por su parte, transmitió una grabación de Erdogan hablando previamente en la que dijo que había sido un intento de levantamiento en contra de la solidaridad y la unidad del país, pero que ningún poder estaba por encima de la voluntad nacional.

El intento de golpe de Estado por parte de una facción del Ejército de Turquía fue un acto de traición y una razón para “limpiar” las Fuerzas Armadas del país, dijo la madrugada del sábado el presidente Tayyip Erdogan, horas después de que se buscó derrocarlo y luego que cientos de personas salieron a las calles en apoyo del mandatario.

Erdogan también aseguró en comentarios transmitidos en vivo por la cadena NTV que el intento de golpe fue el trabajo de seguidores de Fethullah Gulen, radicado en Estados Unidos, un clérigo al que el presidente turco ha acusado durante largo tiempo de intentar utilizar a sus partidarios en el poder judicial y en el Ejército para derrocar su Gobierno.

El presidente turco también aseguró que permanecerá con su “pueblo” y que no iría a ninguna parte.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, pidió esta medianoche a la población salir a las calles para enfrentar a los militares que intentan dar un golpe de Estado.

En una videollamada transmitida en vivo por la televisión turca, Erdogan habló desde un lugar desconocido para condenar la intentona golpista y solicitar el respaldo de la población.

En tanto, continúan los reportes contradictorios sobre quién tiene el poder en Turquía.

Mientras el gobierno de Erdogan —quien se encontraba de vacaciones— asegura que mantiene el control del país, los golpistas aseguran haberlo derrocado ya, según reportes de la cadena Al Yazira.

Las fuerzas armadas dijeron en un comunicado que tomaron el poder en el país para proteger el orden democrático y mantener el respeto a los derechos humanos.


simismo afirmaron en el comunicado, enviado por correo electrónico y difundido por los canales de televisión turcos, que todas las relaciones exteriores existentes de Turquía se mantendrían y el estado de derecho seguiría siendo la prioridad.

La agencia estatal de noticias Anadolu dijo que el jefe del Estado Mayor Conjunto de las fuerzas armadas de Turquía estaba entre un grupo de personas que fueron tomados como “rehenes” en la capital Ankara. CNN Turk también informó que los rehenes estaban retenidos en la sede de las fuerzas armadas.



Restringen acceso a redes sociales en Turquía: grupos de internet

El acceso a las redes sociales Facebook, Twitter y YouTube fue restringido el viernes en Turquía poco después de las noticias de que un intento golpe militar estaba en desarrollo, según dos grupos de seguimiento de Internet.

Turkey Blocks, un grupo que supervisa las paradas de Internet en el país, y Dyn, que hace seguimiento al rendimiento de Internet y al tráfico a nivel mundial, reportaron que era difícil o imposible acceder a los servicios de medios sociales en Turquía.

Por su parte, la red social Twitter ha informado de que no tiene constancia de un bloqueo total de su servicio en Turquía durante el golpe de Estado esta noche pero sí sospecha de una “ralentización intencionada” en lo que a su tráfico se refiere.

“No tenemos motivos para pensar que hayamos sido totalmente bloqueados en Turquía pero sospechamos que hay una ralentización intencionada de nuestro tráfico en el país”, ha señalado la red social en un tuit desde su cuenta de “Política de uso”.

Turquía, un miembro de la OTAN con la segunda mayor fuerza militar de la alianza occidental, es uno de los aliados más importantes de Estados Unidos en la lucha contra el grupo insurgente Estado Islámico.

El país da un importante respaldo a los opositores del presidente sirio Bashar al-Assad en la guerra civil que enfrenta Siria y ha albergado a unos dos millones de refugiados sirios.

Turquía ha estado en guerra con los separatistas kurdos y ha sufrido numerosos ataques con bombas y disparos este año, incluyendo un atentado hace dos semanas perpetrado por islamistas en el principal aeropuerto de Estambul que causó más de 40 muertes.

Después de servir como primer ministro desde el 2003, Erdogan fue elegido presidente en el 2014, con planes de reforma de la Constitución para dar a la presidencia mayores poderes ejecutivos.

Su partido AK, con raíces en el islamismo, ha tenido una relación tensa con los militares y nacionalistas en un Estado que fue fundado sobre principios seculares después de la Primera Guerra Mundial, y que tiene una historia de golpes militares.

Yildirim dijo que un grupo militar de Turquía se había alzado contra el Gobierno y que las fuerzas de seguridad fueron llamadas a “hacer lo que sea necesario”.

“Algunas personas emprendieron ilegalmente una acción ilegal fuera de la cadena de comando”, dijo Yildirim en declaraciones televisadas por el canal privado NTV. “El Gobierno electo por el pueblo sigue a cargo. El Gobierno sólo se irá cuando el pueblo lo diga”.

“Quienes lo han hecho pagarán un alto precio. No haremos concesiones en la democracia”, prometió Yildirim.

Imágenes de los canales locales de televisión mostraron vehículos militares bloqueando los puentes sobre el Bósforo en Estambul y tanques desplegados en el aeropuerto principal de la ciudad. En la capital Ankara, sobrevolaban aviones de combate y helicópteros. Un periodista de Reuters escuchó disparos.

Un responsable turco que pidió no ser identificado dijo que soldados habían sido desplegados en otras ciudades de Turquía, pero no especificó cuáles.

Agencias

15 de Julio 2016