​"USAZUELA" por Jose M. Izquierdo

"USAZUELA" por Jose M. Izquierdo Analista de Antena305.com

En Venezuela, el gobierno de Maduro hace lo posible e imposible por desacreditar a la MUD (Mesa de la unidad democrática), que intenta activar un referendo para remover al presidente de Venezuela Nicolás Maduro y para eso, intenta ilegalizar a la MUD, manipula las decisiones del CNE, (Consejo electoral nacional) y pone en marcha todo tipo de fraude institucional bajo presiones para evitar el proceso revocatorio que quiere el pueblo venezolano, para sacar a Maduro del poder.

Pero en los Estados Unidos, faro y guía de la democracia mundial, el proceso de las actuales elecciones presidenciales también han estado plagadas de sonados escándalos de corrupción y fraude, parcialismo político y mentiras, protagonizadas en primer lugar por la prensa, para beneficiar a la figura estrella del partido demócrata Hillary Clinton, con maniobras, manipulaciones, favoritismos y escándalos que opacan por mucho lo que está sucediendo en Venezuela.

La prensa cómplice, resalta todo lo que hace Hillary Clinton como bueno, le hecha tierra a sus defectos y malas acciones, la presenta como una bella heroína sacada de una “Novela mejicana” pura, santa y bella, mientras ataca a sus contrincantes sin compasión, rebuscando imágenes detestables, exagerando sus defectos y sacando de contexto sus frases y expresiones.

Problemas como Bengalí, las oscuras donaciones de fondos a la fundación Clinton por parte de países árabes a cambio de favores políticos aun no aclarados cuando Hillary era secretaria de estado, el escandaloso y sonado caso de los E-Mail, la “Contradictoria” declaración del director del FBI James Comey sobre la investigación del caso de los correos electrónicos, concluyendo que la ex secretaria de estado había sido “Extremadamente descuidada” al emplear un correo personal cuando estaba al frente de la diplomacia de los Estados Unidos, pero asegurando que no habían pruebas suficientes para imputar a la candidata demócrata por negligencia, una absurda paradoja de palabras y entredichos bien rebuscados para confundir a los votantes y limpiar la imagen de Hillary Clinton. La inesperada y sorprendente entrevista del Bill Clinton con la secretaria de justicia Loretta Lynch, un acto de evidente presión política, la posterior y complaciente aceptación de la secretaria de justicia de las recomendación del FBI, para no presentar cargos contra Hillary Clinton, son hechos consumados que se están desestimando para beneficiar a Hillary en un abierto proceso electoral plagado de fraudes y mentiras.

El favoritismo de la jerarquía del partido demócrata hacia Hillary Clinton quedo al descubierto al inicio de la convención demócrata en Filadelfia, cuando se dio a conocer la publicación en el portal de Wikileaks de 19.000 correos electrónicos presumiblemente obtenidos por ciberpiratas, que dejan entrever que el Comité Nacional Demócrata tuvo favoritismo hacia Hillary Clinton durante la contienda interna, obligando a la presidenta del Comité Nacional Demócrata, Debbie Wasserman Schultz, a renunciar a su cargo. Como es costumbre cuando de Hillary Clinton de trata, la prensa cómplice le “Hecho Tierra y le dio Pisón” a estanoticia borrándola de sus titulares y la “Bondadosa” Sr, Clinton, le ofreció trabajo a la en ese momento, desempleadaDebbie Wasserman Schultz, cuando debió haberla rechazado.

Aunque Sanders había acusado reiteradamente en el transcurso de su campaña a la jerarquía del partido demócrata de favorecer a Clinton a pesar de su aparente neutralidad oficial, fue la publicación en el portal de Wikileaks de los comprometedores correos la gota que desbordo la copa del fraude electoral, que comenzó con la asignación temprana de todos los súper delegados demócratas a la candidata Hillary Clinton, en momentos que desestimaban la capacidad de sander de luchar por la candidatura demócrata.

La prensa se afana en destacar la unión del partido demócrata en una convención tan o más dividida que la convención republicana, donde a los simpatizantes de Sanders se les impidió constantemente expresar sus protestas contra el favoritismo a la candidata elegida, Una convención donde la presencia de la bandera que representa a los Estados Unidos, no fue un símbolo que adorno el entorno de la convención de manera concluyente.

La similitud en los métodos del partido demócrata para favorecer a Hillary Clinton, de los métodos que maduro pone en práctica contra sus opositores en Venezuela es alarmante y bochornosamente similar, incluso cuando no se sabía aun que Hillary Clinton no sería encausada por el escándalo de los E-Mail, el presidente Barack Obama la recibía en su avión presidencial y la acompañaba en actos de campaña, demostrando su complicidad con Hillary Clinton y que sabía de antemano que Hillary no sería encausada.

Jose M. Izquierdo

Analista de Antena305.com

Florida

E-Mail.josemizquierdo@hotmail.com