Violencia de hispanos contra acto de Trump origina duras críticas

La policía de California emitió una severa advertencia el miércoles de que no tolerará la violencia en un evento programado de Donald Trump, tras choques entre manifestantes y policías el día anterior en un mitin del candidato en New Mexico.

"Aunque reconocemos y respetamos el derecho constitucional de todos los individuos de expresar sus puntos de vista y protestar pacíficamente, no toleraremos la violencia ni la violación de las leyes en el mitin próximo", dijo en un comunicado el comandante de la policía de Anaheim, Raúl Quezada.

"Todos tienen el derecho de participar sin temor a la violencia ni al desorden, y estamos dispuestos a tomar medidas decisivas y enfáticas de ser necesario", añadió.

Presentacion de Trump en California


En New Mexico el día anterior, manifestantes anti-Trump lanzaron camisetas en llamas, envases plásticos y otros objetos contra la policía, lastimando a varios agentes, además de volcar recipientes de basura y barricadas.

Cientos de manifestantes intentaron irrumpir en un centro de convenciones en Albuquerque en Nuevo México, donde Trump hablaba el martes, derribando barricadas y arrojando piedras y botellas a la policía.


La policía dijo que arrestó a personas dentro y fuera del mitin, donde los manifestantes interrumpieron continuamente el discurso del multimillonario aspirante a la Casa Blanca. El departamento de policía dijo en su cuenta de Twitter que oficiales fueron atendidos por lesiones causadas por las piedras.

Donald Trump respondió calificando a los manifestantes calificandolos de matones y criminales, escenas de las protestas mostraban a hispanos con banderas de México tirando piedras, prendieron fuego y enfrentándose con la policía.

En las redes sociales circularon la fotos y fuertes condenas a los hispanos por las escenas que mostraba la televisión y la internet.


Fuera del evento, los manifestantes corearon consignas contra Trump y ondeaban banderas mexicanas antes de subirse a los techos de las patrullas policiales y arrojar objetos. La policía respondió con bombas de humo y gas pimienta.

En Anaheim, donde Trump tiene previsto hablar a las 1900 GMT en el centro de convenciones de la ciudad, con capacidad para 7.500 personas, las autoridades aumentaron el personal, desplegaron oficiales en motocicletas para controlar el tráfico e instaron a los participantes a comportarse, dijo el sargento de policía Daron Wyatt.

"Respetamos los derechos de todos de protestar y expresarse", dijo Wyatt, quien añadió que deberán hacerlo "pacíficamente y dentro del marco de la ley". Si eligen no hacerlo así, estamos preparados para tomar rápidas y decisivas acciones", afirmó.

Los enfrentamientos entre los partidarios de Trump y manifestantes han dominado varias de sus apariciones.

El mes pasado, 17 personas fueron arrestadas en un mitin de Trump en Costa Mesa, a unos 32 kilómetros al sur de Anaheim, según medios, luego que los manifestantes bloquearon el tráfico y arrojaron piedras contra los conductores y policías.

Antena305 y Reunters

25 de Mayo 2016