Les daremos golpes con los que ni siquiera podrían soñar, le advierte Netanyahu a Hamas

Israel aprueba recrudecer los ataques contra Hamas

Continúan las protestas en Minneapolis por muerte de joven negro

La policía chocó el lunes con manifestantes por segunda noche consecutiva en un suburbio de Minneapolis donde una policía mató de un disparo a un hombre negro durante una parada de tráfico el fin de semana. El jefe de policía dijo que al parecer, la agente pretendía disparar una pistola eléctrica, no un arma de fuego, cuando el hombre forcejeaba con otros agentes.

Este reporte de la agencia de noticias de AP no detalla que múltiples negocios se ha visto vandalizados y destruidos por los manifestantes, al punto que el presidente Joe Biden dijo que no se justificaba estos actos violentos.

Las imágenes de la escena mostraban una tienda Dollar Tree local que fue saqueada antes de que se viera humo saliendo de la tienda. Al menos una persona fue arrestada bajo sospecha de saquear un Target que ya había sido restaurado después de que fuera dañado durante los disturbios por la muerte de George Floyd.


El jefe de la policía de Brooklyn Center, Tim Gannon, describió la muerte el domingo de Daunte Wright, de 20 años, como “un disparo accidental”. Su fallecimiento desató protestas y disturbios en un área metropolitana ya de por sí bajo intensas tensiones debido al juicio al primero de los cuatro policías acusados de la muerte de George Floyd.

Los padres del hombre negro de 20 años asesinado a tiros por una oficial de policía veterana durante una parada de tráfico en Minneapolis dicen que se niegan a aceptar que el policía disparó accidentalmente su arma en lugar de su pistola Taser.


Cientos de manifestantes se encararon con la policía en Brooklyn Center tras cae la noche el lunes, horas después de que el gobernador anunciara un toque de queda del anochecer al amanecer. Cuando la multitud no se dispersó, la policía empezó a lanzar latas de gas lacrimógenos y granadas aturdidoras, y persiguió a algunos manifestantes. Policías con material antimotines colocados en una larga fila, que golpeaban de forma rítimica sus porras, comenzaron a avanzar despacio para hacer retroceder a la gente que quedaba.

“¡Retrocedan!" exclamaba la policía. “¡Manos arriba! ¡No disparen!" respondía la gente.

Para las 22:00 apenas quedaban unas docenas de personas.

Las fuerzas de seguridad habían reforzado su presencia en la zona de Minneapolis tras los incidentes violentos del domingo. Se esperaba que para el lunes por la noche hubiera más del doble de guardias nacionales desplegados, más de mil.


Las autoridades publicaron imágenes de las cámaras corporales de los agentes en las que se oía a la agente que disparó gritando a Wright mientras la policía trataba de detenerle.

“¡Voy a aplicarte la pistola aturdidora! ¡Voy a aplicarte la pistola aturdidora! ¡Taser! ¡Taser! ¡Taser! (la marca de la pistola)”, grita la agente policial. Ella desenfunda su arma después de que el hombre logre zafarse de la policía junto a su auto y vuelva a colocarse frente al volante.

La policía hace un disparo con su arma de fuego, el automóvil se aleja a toda velocidad y se escucha a la agente policial decir: “¡Santo (palabra soez)! Le disparé”.

El alcalde de Brooklyn Center, Mike Elliott, describió el tiroteo como “profundamente tráfico” y dijo que la agente debía ser despedida.


AP

13 de abril 2021