Pistolero que mató a 8 personas e hirió a otras, uso un rifle de asalto

Cuba, una dictadura de décadas, ejerce el terrorismo de Estado contra sus ciudadanos

Luis Almagro, secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA) demandó este viernes el fin de la represión contra los activistas de Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) y denunció duramente que el régimen cubano, "una dictadura de décadas", ejerce el terrorismo de Estado contra sus ciudadanos.

En una intervención especial durante en una conferencia de prensa convocada por la plataforma cívica Cuba Decide, Almagro dijo que "es hora de que la democracia retorne a Cuba, y sus ciudadanos puedan decir lo que piensan sin temor a ser perseguidos y encarcelados".

Desde Santiago de Cuba, el líder de UNPACU, José Daniel Ferrer, puntualizó que ya son 63 personas en huelga de hambre, 55 en Cuba y ocho en el extranjero. Sobre la situación de los huelguistas dijo que algunos ya comienzan a sentir los efectos del ayuno prolongado.

"El régimen castrocomunista no nos deja otra opción que recurrir a este método", afirmó Ferrer sobre las razones para mantenerse en huelga de hambre tras 12 días de cerco policial alrededor de la sede de UNPACU, en Santiago de Cuba, para bloquear el acceso de activistas que realizan labores humanitarias en la comunidad.


Rosa María Payá, promotora de Cuba Decide y directora de la Fundación para la Democracia Panamericana (FDP), conduce la conferencia de prensa en la que participan, además, Katherine Mojena, miembro de UNPACU y promotora de Cuba Decide, el artista Luis Manuel Otero Alcántara, líder del Movimiento San Isidro, entre otros.

Payá recalcó que a medida que aumentan las protestas pacíficas -más de 300 en los últimos dos meses-, y la movilización de la sociedad civil contra la política del Estado, aumenta la represión.

Esta conferencia, dijo, sirve para alertar sobre esta situación a la opinión pública internacional, la OEA, la Unión Europea y las organizaciones defensoras de los derechos humanos. "Es hora de que actúen", porque la vida de los huelguistas corre peligro, subrayó.

Mojena, exiliada en EEUU, dijo que lo verdaderamente repudiable es el terrorismo de estado que el régimen cubano ejerce diariamente contra activistas, periodistas, artistas y otros miembros de la sociedad civil en la isla.

La activista alertó sobre la condición de salud de algunos de los huelguistas, lo que agrava su situación.

Los huelguistas, añadió, corren el peligro de que sus viviendas sean asaltadas, "acciones de terror que no solo generan pérdidas materiales, sino consecuencias psicológicas" a niños y ancianos.

Mojena recordó que vivió junto a su familia e hijos pequeños una situación similar en 2019, cuando realizaban una huelga de hambre contra el referendo constitucional. "No deben quedar dudas de que el régimen está planeando su próximo ataque", recalcó.

Otero Alcántara, en un video grabado, manifestó su solidaridad con los activistas de UNPACU que se mantienen plantados para exigir el fin de la represión. El artista señaló que ya las autoridades cubanas saben las consecuencias de entrar a la fuerza en la vivienda de un cubano que ejerce su derecho a protestar pacíficamente.

El artista se refirió al asalto violento que las autoridades realizaron en noviembre pasado a la sede del MSI, en la calle Damas de La Habana Vieja, mientras varios de sus integrantes exigían con una huelga de hambre la liberación del rapero contestatario Denis Solís.

El pastor Mario Félix Lleonart, del Instituto Patmos, dijo que religiosos, tanto cristianos como católicos, están muy pendientes del desarrollo de la huelga de hambre, y listos para alzar su voz en solidaridad y defensa de los huelguistas.

Carlos Guerra, director general del Centro de Acción y Defensa por los Derechos Humanos, preguntó a Ferrer si UNPACU ha denunciado formalmente la represión contra sus activistas ante organismos internacionales.

Ferrer explicó que los represores se esconden, se disfrazan de paisanos para camuflar su propósito, lo que hace difícil tomar imágenes que sirvan de evidencia de sus acciones.

El exiliado cubano Ramón Saúl Sánchez, del Movimiento Democracia, dijo que "los cubanos mueren de desesperanza, de la impotencia de verse reprimido por un estado violento".

A partir de su experiencia de huelguista, dijo que una persona en huelga de hambre durante varios días puede fallecer por un fallo orgánico en cualquier momento. Aunque detengan la huelga, seguirán sufriendo de problemas de salud, en especial Ferrer, que ha protagonizado otros ayunos voluntarios en el pasado, subrayó.

Sánchez llamó a una vigilia internacional contra el asedio a la sede de UNPACU y sus activistas, con el objetivo de hacer presión para preservar las vidas de los huelguistas.

En su opinión, el gobernante cubano Miguel Díaz-Canel está cometiendo el mismo error con UNPACU que cometió con el Movimiento San Isidro. "Estás cavando tu propia tumba", le dijo.

Ferrer explicó que asistir a las personas necesitadas en la isla, como hace UNPACU, es muy difícil. Dijo que desafortunadamente las donaciones provenientes del exterior para ayudarlos terminan, en la mayoría de los casos, en las arcas del gobierno.

Para lograr que estas ayudas lleguen a las manos de los necesitados hay que crear redes independientes con las organizaciones de derechos humanos, las iglesias y otros grupos de "probada credibilidad" para gestionarlas y distribuirlas. "Si vienen en contenedores se las seguirán robando", subrayó.

A los gobiernos y organismos internacionales, el líder de UNPACU envió un mensaje: "recuerden que los derechos humanos van primero que sus intereses económicos".

Sobre el acuerdo de la Unión Europea con el gobierno cubano dijo que "no pueden creer que ayudan a Cuba con sus proyectos de colaboración (...). Esos euros van a consolidar la política represiva y la maquinaria corrupta que sostiene al régimen", concluyó.

Fuente Martinoticias

26 de marzo 2021