Monumental labor de rescate tras derrumbe de edificio en Miami

Se reporta una mujer fallecida y multiples heridos

GANARON los rusos, Colonial Pipeline si le pago a los hackers

14 de mayo 2021

A pesar de la reapertura del oleoducto Colonial Pipeline, continua la falta de combustible en múltiples estados donde las gasolineras se quedaron sin combustible, y la escasez se está extendiendo por una zona que va del sur de Estados Unidos a los estados centrales de la costa atlántica, luego del ciberataque. Virginia y Washington, D.C., son algunas de las zonas más golpeadas.

La normalidad pudiera demorar hasta dos semanas dijeron fuentes asociadas al oleoducto.

El servicio de monitoreo GasBuddy.com mostró el viernes que 86% de las gasolineras en Washington, D.C., estaban sin combustible, así como más de la mitad en Virginia y 42% en Maryland. Más de 70% de las gasolineras en Carolina del Norte se quedaron sin combustible y más de la mitad en Georgia y Carolina del Sur.

El dueño de una estación en Virginia dijo que el problema eran las compras masivas inducidas por pánico. “Es un frenesí”, dijo Barry Rieger, dueño de una gasolinera en Burke, Virginia, en declaraciones a WJLA-TV.

La empresa Colonial Pipeline, con sede en Georgia, reportó el jueves un “avance sustancial” en la resolución del cierre causado por el hackeo de su red. Dijo que las operaciones se habían reiniciado y que se estaban haciendo entregas de gasolina en todos sus mercados. Tomará “varios días” para que todo regrese a la normalidad y algunas áreas pudieran experimentar “interrupciones intermitentes del servicio durante este período”, dijo la compañía.

Al menos cinco sistemas escolares en Carolina del Norte anunciaron el jueves que cambarían a clases por internet durante la crisis de suministro de gasolina. Entre ellos estaban los condados de Durham, Franklin, Vance y Wake, que el viernes cancelaron las clases presenciales. El correo electrónico enviado a los padres en el condado de Wake, el mayor en Carolina del Norte, mencionó “el impacto de la escasez de gasolina en la disponibilidad de personal y el transporte de estudiantes”.

Los negocios también resintieron el impacto.

En el autódromo Dixie Speedway en Woodstock, Georgia, todos los vehículos de mantenimiento y seguridad estaban siendo abastecidos antes de las carreras de los dos sábados próximos, pero “todas las gasolineras cercanas —en un radio de una milla de nosotros— se quedaron sin gasolina”, dijo Mia Green, gerente general de la pista. Ella conoce de al menos un par de pistas en la región que cancelaron carreras de este fin de semana debido a que los equipos pudieran no llegar debido a la escasez.

13 de mayo 2021

Esta jueves se conoció a través de un reportaje de Bloomberg que Colonial Pipeline pagó al grupo de piratería DarkSide vinculado a Rusia para restaurar el acceso al oleoducto clave que quedó paralizado en un ataque de ransomware, según un nuevo informe.

El operador del oleoducto pagó a los piratas informáticos casi $ 5 millones en criptomonedas imposibles de rastrear, lo que contradice informes anteriores de que la compañía no tenía intención de cumplir con las demandas de extorsión de la banda criminal, dijeron a Bloomberg dos personas familiarizadas con la transacción .

El rescate se pagó pocas horas después de que comenzara el ataque la semana pasada, dijeron las personas, pero el gasoducto permaneció fuera de línea durante otros seis días, lo que provocó una grave escasez de gas, compras de pánico y caos en todo el sur.

La clave de descifrado proporcionada por los piratas informáticos fue tan lenta que la compañía continuó usando sus propias copias de seguridad para ayudar a restaurar el sistema, dijo una persona. Además, se dice que el oleoducto de 40 años mantiene una infraestructura de TI compleja que incluye sistemas anticuados que se han 'atornillado' unos sobre otros a lo largo de los años.

Aunque Colonial ha comenzado a reiniciar el sistema, el jueves por la mañana, el 71 por ciento de las estaciones de servicio en Carolina del Norte todavía no tenían gasolina, y la mitad de las estaciones en Florida, Washington DC, Virginia, Carolina del Sur y Georgia se estaban secando, según GasBuddy. .

Los cortes aún se extendieron desde Nueva Jersey a Mississippi con más de 10,000 estaciones de servicio fuera de línea, y el precio promedio nacional de la gasolina aumentó a $ 3.028, el nivel más alto desde 2014, según el Índice de Precios de Gas AAA.

12 de mayo 2021

Actualizado en la tarde del Miércoles

El combustible comenzará a fluir a través del Oleoducto Colonial nuevamente, anunció la compañía el miércoles, seis días después de que cerrara el oleoducto más grande de Estados Unidos debido a un ataque de ransomware.

Franjas de Florida, Carolina del Norte, Virginia y Georgia están luchando contra la escasez de combustible y las bombas de las estaciones de servicio se están secando.

La noticia será un gran alivio para los automovilistas y pasajeros de aviones, luego de que American Airlines anunciara que agregarían escalas a algunos de sus vuelos de larga distancia desde Charlotte, Carolina del Norte, como resultado de la crisis. American reanudará el servicio normal el jueves.

También aliviará la presión sobre la administración de Biden, que enfrenta crecientes críticas por su manejo del drama, sobre todo de Donald Trump.

Sin embargo, Colonial advirtió que el alivio no sería instantáneo y que se necesitaría tiempo para que el oleoducto de 5.500 millas esté completamente operativo.

Colonial Pipeline dijo en un comunicado: 'La cadena de suministro de entrega de productos tardará varios días en volver a la normalidad.

"Algunos mercados atendidos por Colonial Pipeline pueden experimentar, o seguir experimentando, interrupciones del servicio intermitentes durante el período de puesta en marcha".

Trump ha descrito la escasez de combustible que afecta a partes de la costa este como la 'Crisis del gas de Biden', mientras otros críticos de la situación exigieron que la Casa Blanca haga más para aliviar el creciente problema.

'Veo que todo el mundo está comparando a Joe Biden con Jimmy Carter. Me parecería que es muy injusto con Jimmy Carter '', dijo Trump en un comunicado, refiriéndose al presidente demócrata que estuvo en el cargo durante la crisis del petróleo de 1973.

"Jimmy manejó mal crisis tras crisis, pero Biden ha CREADO crisis tras crisis", dijo. "Joe Biden ha tenido el peor comienzo de cualquier presidente en la historia de Estados Unidos, y algún día, compararán futuros desastres con la Administración Biden, pero no, ¡Jimmy estuvo mejor!"

Más temprano

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, declaró el estado de emergencia el martes por la noche en respuesta a una posible escasez de gasolina que provocó el cierre de un importante oleoducto por parte de piratas informáticos.

La orden ejecutiva firmada por DeSantis activa a la Guardia Nacional de Florida, según sea necesario, y ordena a los funcionarios estatales de manejo de emergencias que trabajen con los funcionarios federales y locales.

El gobernador de DeSantis le exige a la administracion de Joe Biden que haga más para ayudar a mitigar la crisis por la gasolina mientras 2.000 estaciones en todo el sur están sin combustible y el precio supera los $ 3 y se aproxima a los $4. Estallan las peleas en las bombas.

Colonial Pipeline no tiene planes de pagar un rescate de más de $ 5 millones a los piratas informáticos rusos que paralizaron el gasoducto clave, mientras aumenta la presión sobre la administración Biden para que haga más para aliviar la crisis del combustible que se está apoderando de la costa del Atlántica.

Carolina del Norte ha sido el estado más afectado por la escasez de combustible, con el 65 por ciento de todas las estaciones de servicio secas en el estado, pero los automovilistas de todo el sur se vieron afectados cuando la crisis entró en su sexto día el miércoles y la escasez se extendió desde Baltimore a Florida.

Los funcionarios de Colonial Pipeline dicen que decidirán el miércoles si es seguro comenzar un reinicio completo, que podría demorar días en completarse. Si el cierre se extiende hasta el fin de semana, podría crear interrupciones de combustible más amplias y aumentar los precios de la gasolina en todo el país antes del feriado del Día de los Caídos.

En el área metropolitana de Atlanta, más del 60 por ciento de las estaciones de servicio no tenían combustible el miércoles, y la tasa superó el 70 por ciento en Raleigh, Carolina del Norte y Pensacola, Florida.

El impacto de la crisis se está extendiendo por todo el país, con el precio promedio nacional del gas excediendo los $ 3 por primera vez desde 2014, luego de que el Colonial Pipeline fuera desactivado por un ataque de ransomware ruso el viernes.

“Creo que esto es algo que exige una atención federal realmente seria. Esto fue esencialmente un ataque cibernético a la infraestructura crítica en nuestro país '', dijo el gobernador de Florida, Ron DeSantis, un republicano, en Jacksonville el martes por la noche.

'No se puede decir simplemente que es un gasoducto privado, por lo tanto, no vamos a estar involucrados. No, el gobierno de Estados Unidos debe participar. Necesitan ayudar a mitigar esto ', dijo DeSantis.

"Mi temor es que tenga esta escasez de gas, que va a causar muchos problemas a la gente, solo la comodidad de la vida, pero también para nuestra economía", agregó.


Colonial Pipeline, el gasoducto de combustible más grande de los Estados Unidos que entrega alrededor del 45% de lo que se consume en la costa este, fue atacado el viernes por piratas informáticos que bloquearon los sistemas informáticos y exigieron un rescate para liberarlos.

Una gran parte del gasoducto reanudó sus operaciones manualmente el lunes por la noche, y Colonial anticipa reiniciar la mayoría de sus operaciones para el fin de la semana, dijo la secretaria de Energía de Estados Unidos, Jennifer Granholm.

Más de 1,000 estaciones de servicio en el sureste informaron que se quedaron sin combustible, principalmente debido a lo que los analistas dicen que es una compra de pánico injustificada entre los conductores.


11 de mayo 2021

El gobernador de Virginia ha declarado el estado de emergencia debido a la escasez de combustible en la costa este, y las bombas de gasolina en Atlanta se ha vaciado en medio de las compras de pánico, producto del impacto del ataque de ransomware al oleoducto de Colonial Pipeline continúa sintiéndose.

Ralph Northam, el gobernador demócrata, hizo la declaración el martes, un día después de que el gobernador de Carolina de Northe diera el mismo paso.

El estado de emergencia ofrece más margen de maniobra a los funcionarios locales para hacer frente a la crisis y aumenta la flexibilidad y la financiación para que los gobiernos estatales y locales se aseguren de tener suficiente suministro de combustible.

El Oleoducto Colonial ha comenzando a estar en funcionamiento pero lentamente, pero la compañía, que proporciona el 45 por ciento de todo el combustible a la costa este de los EE. UU., advierte que es posible que el servicio completo no se reanude hasta el final de la semana.

"Estamos viendo una fuga de gas", dijo Patrick De Haan, jefe de análisis de petróleo de GasBuddy.

"Ahora veremos [efectos] más dramáticos cuando la gente corra a las estaciones y las deje sin gasolina".

La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA) emitió una exención temporal de transporte de combustible para aumentar el suministro de gas.

Los camiones cisterna están transportando combustible por carretera desde Texas a áreas como Georgia, Florida, Carolina del Norte y Virginia, donde se forman largas filas a medida que la gente compra en pánico.

Los precios del gas se han disparado a un máximo de siete años después de que Colonial Pipeline se vio obligado a cerrar el gasoducto de combustible más grande del país a raíz de un ciberataque, ya que algunos distribuidores de combustible advirtieron sobre una escasez `` catastrófica '' en el sur y el noreste.

10 de mayo 2021

Ya se siente el impacto del ciberataque a importante oleoducto en Estados Unidos, en Carolina del Norte establecen el estado de emergencia, sus estaciones de Gasolina se quedan sin combustible, se repite el escenario en Virginia y Atlanta y ya se siente en la Florida, según reportes de diferentes medios que están detallando la situacionn el Lunes en la noche.

El caos se ha originado después del ciberataque al vital oleoducto de Colonial Pipeline, al menos 12 compañías están bajo el mismo ciber ataque en Estados Unidos.

La administración del presidente Joe Biden aún no establece una respuesta para contrarrestar la emergencia. Este es el ciberataque más importante a la infraestructura de Estados Unidos.

Las gasolineras desde Florida hasta Atlanta y Virginia están cerrando sus surtidores debido a la escasez de combustible provocada por el hackeo a Colonial Pipeline, y el gobernador de Carolina del Norte ha declarado el estado de emergencia.

American Airlines estaba agregando paradas a dos de sus vuelos de larga distancia desde su centro en Charlotte, Carolina del Norte, informaron varias cadenas de televisión como un probable esfuerzo para ahorrar combustible en áreas donde podría quedarse corto.

La compañía cerró el viernes por la noche el Colonial Pipeline de 5.500 millas de tuberías de combustible cuando se lanzó el ataque de ransomware. El servicio se restableció gradualmente el lunes.

Al menos otras 12 empresas también se vieron afectadas por el ataque de ransomware, informó el portal de Bloomber.

El gasoducto abastece el 45 por ciento de todas las necesidades de combustible en la costa este, incluido el aeropuerto de Atlanta, el más transitado del mundo. El oleoducto también sirve a 90 instalaciones militares estadounidenses y 26 refinerías de petróleo.

El lunes por la noche, los automovilistas comenzaron a informar sobre escasez en las estaciones de servicio.

Un portavoz de Race Trac, que opera estaciones de servicio en el área de Atlanta, confirmó la escasez.

Al menos dos estaciones de servicio en Tallahassee, Florida, estaban completamente agotadas, informó Blooberg.

Patrick de Haan, un experto en energía que dirige el sitio de monitoreo Gas Buddy Tracker, dijo que sus fuentes mostraban que el cinco por ciento de las estaciones en Virginia estaban vacías.

¿Su recomendación para los automovilistas? 'Conservar, conservar, conservar gasolina', dijo.

La falta de gasolina pronto podría afectar el bolsillos de los usuarios de todo el país.

AAA ya predice que los precios de la gasolina solo en la región de Georgia podrían subir de tres a siete centavos por galón esta semana, y dijo que también podría haber 'disponibilidad limitada de combustible' en algunos lugares.

"Este cierre tendrá implicaciones tanto en el suministro como en el precio de la gasolina, pero el impacto variará regionalmente", dijo Montrae Waiters, portavoz de AAA-The Auto Club Group.

"Las áreas que incluyen Mississippi, Tennessee y la costa este desde Georgia hasta Delaware tienen más probabilidades de experimentar una disponibilidad limitada de combustible y aumentos de precios a partir de esta semana".

9 de mayo 2021

El cierre sin precedentes de uno de los oleoductos más grandes de EE. UU. Después de que fuera paralizado por un ciberataque de gran envergadura ha provocado advertencias de una interrupción importante en el suministro de combustible y la preocupación de que su reinicio no sea rápido ni sencillo. Otro panorama se cierne sobre el horizonte según los expertos, un aumento de la gasolina a nivel nacional que traiga consecuencias políticas para la actual administracion de Joe Biden, que ha sido informado sobre el importante ciber ataque a una infraestructura clave en Estados Unidos.

En un comunicado del sábado, Colonial Pipeline dijo que "desconectó de forma proactiva ciertos sistemas para contener la amenaza, que ha detenido temporalmente todas las operaciones del oleoducto y ha afectado a algunos de nuestros sistemas de TI".

Es probable que los piratas informáticos sean un grupo de ciberdelincuentes profesionales, y un grupo denominado 'DarkSide' que se encontraba entre los posibles sospechosos, dijeron a Reuters dos funcionarios del gobierno de Estados Unidos.
Bloomberg News, citando a personas familiarizadas con el asunto, informó a última hora del sábado que los piratas informáticos son parte de DarkSide y tomaron casi 100 gigabytes de datos de la red de Colonial el jueves antes del cierre del oleoducto.
DarkSide es conocido por desplegar ransomware y extorsionar a las víctimas, mientras evita objetivos en los estados postsoviéticos. Se cree que tiene su sede en Rusia.

Los expertos lo llaman 'el asalto más significativo a la infraestructura hasta la fecha en los EE. UU.'

La página de Bloomberg, destacó el serio problema con un articulo el Domingo donde destacan que Colonial Pipeline desactivó los sistemas clave el viernes por la noche después de un ataque con ransomware, y aún estaba inactivo el sábado por la noche. Hay pocos detalles precisos sobre lo que sucedió en Colonial, que dice que normalmente transporta alrededor del 45% de todo el combustible consumido en la costa este y en el noreste. Dice que está funcionando para volver a la normalidad. Varias ramas del gobierno de Estados Unidos están monitoreando la situación.

La industria del petróleo y el gas de EE. UU. Está acostumbrada a lidiar con cortes, como los causados por huracanes u otras condiciones climáticas extremas; vea la tormenta invernal de febrero en Texas. Las compañías de energía practican para esos escenarios y se enorgullecen de restaurar rápidamente el servicio.

Lo que hace que la situación actual sea alarmante es que es raro que una pieza de infraestructura tan importante y tan grande (Colonial se extiende desde Texas hasta Nueva Jersey) quede completamente desconectada. La interrupción es la mayor interrupción del suministro físico de energía desde que las operaciones petroleras de Arabia Saudita fueron atacadas por drones en 2019, según Bob McNally, exasesor de políticas de la Casa Blanca.

“Reiniciar el oleoducto es fácil si no se le causó ningún daño real”, dijo McNally, quien ahora dirige Rapidan Energy Group, una firma consultora en Washington. "La pregunta es si el ataque fue limitado y contenido y no le causó ningún daño físico".

Los ciberataques como el que enfrentó Colonial normalmente desencadenarían un plan de respuesta de emergencia. Por lo general, implican una configuración de sala de guerra donde los ejecutivos reciben actualizaciones en tiempo real por parte de los equipos operativos y de ciberseguridad, así como el asesor general de la empresa.

Temores de un aumento en el precio del gas después del ciberataque de 'DarkSide' que cierra Colonial Pipeline entre Texas y Nueva Jersey que transporta el 45% del combustible a la costa este.

Bombear diferentes productos refinados a lo largo de toda Colonial de manera segura y eficiente requiere sistemas sofisticados y automatizados. Operar sin que todos funcionen es extremadamente desafiante, según Niyo Pearson, asesor de petróleo y gas de Cynalytica, una empresa de ciberseguridad. En particular, señaló la tecnología de Colonial que regula la presión del gas que se utiliza para empujar líquidos a través de la tubería.

Ese "es el cerebro del sistema", dijo Pearson. "Controla la configuración en la tubería, cuál es la presión, operación remota de válvulas",

Intentar reiniciar el flujo de gasolina sin esa capacidad requeriría que Colonial envíe personas a varias instalaciones a lo largo del gasoducto, y la experiencia necesaria para operar en esas condiciones es limitada, dijo.

“Si pueden restaurar sus sistemas en 72 horas, o incluso en una semana, estarán en buena forma”, dijo Pearson. "Se vuelve realmente difícil después de eso".

Mientras tanto, los productores de combustible, incluida Marathon Petroleum Corp., están sopesando alternativas sobre cómo enviar sus productos al noreste en caso de que Colonial no se restaure rápidamente. Los comerciantes y los transportistas de combustible están buscando barcazas y otras embarcaciones para entregar gasolina que de otro modo se habría enviado por el oleoducto, según personas familiarizadas con el asunto. Otros están asegurando camiones cisterna para almacenar temporalmente gasolina en el Golfo de Estados Unidos en caso de un cierre prolongado, dijeron las personas.

Los inventarios ofrecen una cobertura mínima, dijo ClearView Energy Partners en una nota de investigación. Los petroleros que salen de Rotterdam podrían tardar hasta 14 días en hacer el viaje al puerto de Nueva York. En teoría, el Medio Oeste podría enviar algunos de sus suministros a la costa este por ferrocarril y barcaza, pero los inventarios de la región son más ajustados que en años anteriores, dijo ClearView.

“El apagón de Colonial llega en un momento crítico para la recuperación de la economía estadounidense: el comienzo de la temporada de conducción de verano”, dijo ClearView. "Por lo tanto, creemos que los legisladores podrían comenzar un 'juego de culpas' de inmediato, y una interrupción sostenida que conduzca a un aumento significativo en el precio de la bomba podría aumentar las perspectivas de intervenciones de política nacional".

8 de mayo 2021

Un importante oleoducto en Estados Unidos se vio obligada a interrumpir temporalmente todas las operaciones de la tubería que entrega aproximadamente el 45% de todo el combustible consumido en la costa este del país tras un importante ataque de hackers.

Colonial Pipeline explicó que el ataque ocurrió el viernes y que también afectó a algunos de sus sistemas informáticos. La empresa transporta gasolina, diésel, combustible para aviones y aceite para calefacción doméstica desde refinerías ubicadas principalmente en la costa estadounidense en el Golfo de México a través de oleoductos que van de Texas a Nueva Jersey.

La compañía -con sede en Alpharetta, Georgia- dijo que contrató a una firma externa de ciberseguridad para que investigue la naturaleza y el alcance del ataque y que también se puso en contacto con agencias policiales y federales.

“Colonial Pipeline está tomando medidas para comprender y resolver este problema”, dijo la compañía en un comunicado el viernes por la noche. “En este momento, nuestro enfoque principal es la restauración segura y eficiente de nuestro servicio y nuestros esfuerzos para volver a la operación normal. Este proceso ya está en marcha y estamos trabajando diligentemente para abordar este asunto y minimizar las interrupciones para nuestros clientes y quienes confían en Colonial Pipeline”.

El analista petrolero Andy Lipow dijo que el impacto del ataque en los suministros y precios de combustible depende de cuánto tiempo esté inactivo el oleoducto. Una interrupción de uno o dos días sería mínima, dijo, pero una interrupción de cinco o seis días podría causar escasez y aumentos de precios, particularmente en una zona que se extiende desde el centro de Alabama hasta el área de Washington, D.C.

Lipow dijo que una preocupación clave por un retraso prolongado sería el suministro de combustible para aviones, necesario para mantener en funcionamiento varios aeropuertos principales, como los de Atlanta y Charlotte, Carolina del Norte.

La naturaleza precisa del ataque no estaba clara, incluido quién lo lanzó y cuáles fueron los motivos. Una portavoz de Colonial Pipeline se negó a decir si la compañía había recibido una demanda de pago de rescate, como es común en los ataques de los hackers.

El llamado “ransomware” codifica los datos de los equipos de una organización atacada. Los delincuentes dejan instrucciones en las computadoras infectadas sobre cómo negociar el pago del rescate y, una vez pagado, proporcionan claves de descifrado del software extorsionista. Si bien durante mucho tiempo ha habido temores de que los enemigos de Estados Unidos interrumpan las operaciones de los proveedores de energía estadounidenses, los ataques de ransomware son mucho más comunes y se han disparado últimamente.

La compañía dijo en su página que opera la tubería de productos refinados más grande de Estados Unidos, al transportar más de 360 millones de litros (100 millones de galones) de combustible al día a través de un sistema de oleoductos que abarca más de 8.900 kilómetros (5.500 millas).

Fuente Agencias

8 de mayo 2021