Inflación: Aumento de precios al consumidor en alza imparable en Estados Unidos

El aumento de los precios en los Estados Unidos continúa en alza descontrolada a medida que la economía se recupera. El aumento se regristra desde julio del 2020 tras la pandemia de COVID-19.

Si se excluyen los alimentos y la energía, que continúan en ascenso, el índice subió hasta el 3,5%, reportan los índices económicos.

El aumento de precios de los gastos del consumo personal medido en 12 meses fue el mismo que el registro de mayo, informó el Departamento de Comercio el viernes, un indicio de que la inflación continúa y la subida de los precios también.

Los precios han ido aumentando en la mayor economía del mundo a medida que el país recuperaba cierta normalidad, tras la recesión provocada por la expansión del coronavirus el año pasado.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, reconoció esta semana que la inflación será persistente y que la subida de precios continuará.

El informe del Departamento de Comercio mostró que el gasto de los consumidores aumentó un 1% respecto a mayo, más de lo previsto por los analistas.

Según el reporte, los ingresos crecieron en junio un 0,1%, porque el gobierno comenzó a entregar dinero a familias con hijos menores de 17 años, además de múltiples programas creados en el 2020 durante la administración Trump para ayudar a las empresas y a los estadounidenses y que han continuado.

"El gasto y el crecimiento se verán probablemente respaldados por un alto nivel de ingresos y ahorros a corto plazo, pero esperamos que el ritmo se desacelere", puntualizó Rubeela Farooqi, de High Frequency Economics.

Los estadounidenses ahorraron una cantidad récord de dinero durante la pandemia y el informe muestra que se está reduciendo esa reserva.

La tasa de ahorro personal disminuyó algo menos de un punto porcentual, hasta el 9,4%, con unos 1,7 billones de dólares en el banco.

En comparación con el mes anterior, el índice de precios PCE aumentó un 0,5%, menos de lo previsto.

Los niveles de inflación sobrepasan el 5%, una cifra muy por encima del 2% previsto por la Reserva Federal (Fed), que se comprometido a mantener las políticas de dinero barato para ayudar a la economía a alcanzar el empleo pleno y mantener las tasas de interés en casi cero.

Fuente AP

30 de julio 2021