Monumental labor de rescate tras derrumbe de edificio en Miami

Se reporta una mujer fallecida y multiples heridos

Parlamento Europeo condena a Cuba en el tema de los Derechos Humanos

El Parlamento Europeo (PE) condenó este jueves "enérgicamente" la existencia de presos políticos en Cuba y las detenciones arbitrarias, además de instar al régimen de La Habana a aplicar "reformas jurídicas para garantizar las libertades de prensa, asociación y manifestación", entre otros temas.

"Condena, asimismo, los ataques que se registran en la actualidad contra artistas del Movimiento San Isidro (...), pide que cesen de inmediato estas acciones e insta a las autoridades cubanas a que pongan en libertad a todos los presos políticos y a las personas detenidas de manera arbitraria exclusivamente por ejercer su libertad de expresión y de reunión", recoge el texto aprobado.

La resolución pide además "mayores garantías con respecto al derecho a un juicio justo y a la independencia del poder judicial"; critica "la falta de compromiso y voluntad del régimen cubano para realizar avances" y lamenta que, a pesar del Acuerdo de Diálogo Político y de Cooperación, "la situación en materia de derechos humanos y democracia no haya mejorado".

Aprobada con 386 votos favorables, la mayoría de partidos conservadores y liberales, 236 en contra de socialistas y comunistas y 59 abstenciones, la moción pide al Gobierno cubano aplicar reformas jurídicas para garantizar las libertades de prensa, asociación y manifestación, y que ponga en marcha reformas políticas para unas elecciones libres, justas y democráticas.

En la bancada socialista, una docena de diputados se sumó a la resolución que condena al régimen cubano, y once se abstuvieron.

Representantes de la oposición cubana elogiaron la Resolución sobre la situación de los derechos humanos en la Isla, con la que el Parlamento Europeo, condena la existencia de presos políticos, los actos de acoso y las detenciones arbitrarias de artistas, activistas y opositores y la persecución política persistente.
“Agradezco, enormemente, esta histórica resolución, en especial, a los eurodiputados que la hicieron posible, en momentos en que el régimen Castro Comunista incrementa la represión contra la oposición pacífica y el pueblo en general. Nuestra gratitud para todos los que votaron a favor de dicha resolución”, dijo el líder de la Unión Patriótica de Cuba, José Daniel Ferrer, desde Santiago de Cuba.

“También lamentamos que todavía un número elevado de parlamentarios, electos democráticamente, se hagan cómplices de una tiranía de corte estalinista. Resulta verdaderamente penoso que socialistas que se dicen democráticos apoyen a un régimen criminal”, añadió.

Aprobada con 386 votos favorables, 236 en contra y 59 abstenciones, la moción pide al Gobierno cubano aplicar reformas jurídicas para garantizar las libertades de prensa, asociación y manifestación, y que ponga en marcha reformas políticas para unas elecciones libres, justas y democráticas. Asimismo exige a la Unión Europea (UE) el reconocimiento a la oposición cubana.

Para el historiador habanero Manuel Cuesta Morúa, coordinador de la plataforma Cuba en Plural, la Resolución de la Eurocámara tiene coincidencias muy claras con el Informe emitido, recientemente, por el Departamento de Estado de los Estados Unidos.

“La primera coincidencia es que es comprehensiva, es decir, integral, no va solo a denunciar, mencionar, describir, con nombres y apellidos, la violación de derechos humanos, sino que va al ángulo institucional y eso es muy importante”.

“La segunda característica similar es que toca y analiza la Constitución cubana, el Código Penal, o sea, toda la arquitectura institucional de Cuba aparece examinada y como referencia del posicionamiento del Parlamento Europeo, y esto es fundamental, porque tiene que ver, no sólo con que el gobierno cubano viola compromisos internacionales, pactos que ha firmado, sino que viola su propio andamiaje y, al mismo tiempo, permite describir y descubrir cómo el gobierno utiliza la ley para sancionar las libertades que aparentemente reconoce, ya sea en tratados internacionales firmados o en la propia Constitución. Y esto me parece esencial a la hora de enfocar el tema de los derechos humanos en Cuba”, continuó el opositor.

“Y una tercera cosa es que no sólo se enfoca en personas muy conocidas, sino que lo hace, además, en los que no son tan conocidos. Esto les da apoyo a los ciudadanos, a los menos visibles y les proporciona una muestra clara de que la comunidad internacional está interesada, en la suerte de todos y cada uno de nosotros; no importa el nivel, el rango, la relevancia que tenga en la colectividad democrática cubana y la sociedad civil”, considera Cuesta Morúa.

Por su lado el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba y la Asamblea Nacional del Poder Popular reiteraron su “enérgico rechazo” a la Resolución de la que aseguran fue promovida por facciones “extremistas españolas que no tienen ninguna autoridad moral para juzgar a Cuba” y que “han trasladado sus rencillas políticas al Parlamento Europeo”.

En este sentido Cuesta Morúa recalcó que “la maniobra de tratar de adelantarse con una declaración en el periódico Granma para intentar cambiar el sentido de la narrativa diciendo que había una conspiración en Europa contra Cuba, les salió mal. Y los ciudadanos, debemos sentirnos satisfechos por esto. Hay que dar pasos ahora mucho más importantes para que la comunidad internacional siga interesada y nos tomen más en serio”.

La decisión parlamentaria reclama en Cuba "mayores garantías respecto al derecho a un juicio justo y a la independencia del poder judicial.

“Te puedo decir que si el poder judicial no es independiente, como pasa en Cuba, no es fiable y es de dudar que se pueda emitir un juicio justo desde un órgano que depende de la cúpula gubernamental. Por eso, es tan abarcadora esta resolución”, explicó el abogado cienfueguero Hildebrando Chaviano.

Los europarlamentarios demandan a la Unión Europea, el cumplimiento del Acuerdo de Diálogo Político y de Cooperación con La Habana y cesar de inmediato la exclusión de la sociedad civil de los fondos de cooperación.

Igualmente, repudian las "violaciones sistémicas de los derechos humanos y laborales" cometidas por el Estado cubano contra su personal en misiones médicas en el extranjero que vulneran los convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) ratificados por Cuba y a su vez, solicitan al régimen de la Isla que garantice el derecho de los cubanos, incluidos los médicos desplegados en misiones en el exterior, a salir de su país y regresar a él cuando lo deseen.

“Constituye, en primer lugar, un reconocimiento a la verdad de lo que ha venido ocurriendo en tan controvertido tema, dejando claro el carácter abusivo y explotador del régimen. Por otro lado, es un respaldo fuerte, claro, a las personas, organizaciones y gobiernos que han venido denunciando tan graves violaciones. Con esta declaración, la Unión Europea se posiciona en sintonía con los intereses del pueblo cubano, con nuestros anhelos de justicia, libertad y prosperidad”, afirmó desde Velasco, Holguín, el doctor Eduardo Cardet, presidente nacional del Movimiento Cristiano Liberación.

El documento destaca "el derecho del pueblo cubano a exigir la democratización de su país a través de un diálogo con la sociedad civil y la oposición política” para encaminar unas elecciones democráticas multipartidistas.

“Esta resolución es un hito histórico que destapa definitivamente lo que ha sido desde hace más de 60 años, una quimera de ilusión basada en falsedades y el aprovechamiento emocional de muchas buenas personas en Europa, mientras, ejercían el capitalismo esclavista, la represión, la tortura, la separación familiar y crímenes de lesa humanidad que, como las misiones médicas, ya se empiezan a conocer por todo el mundo”, manifestó Javier Larrondo, que encabeza la organización con sede en Madrid, Cuban Prisoners Defenders.

“Han votado a favor no pocos socialistas, los auténticos socialdemócratas, verdes, independientes, el Partido Popular Europeo, Identidad y Democracia y los conservadores reformistas, tanto la derecha como la izquierda que ha votado a favor, han dado un ejemplo de moderación, cintura para dialogar y llegar a una solución que a todos, menos al Partido Socialista Español en Europa, ha satisfecho”.

“El acuerdo de diálogo no se estaba cumpliendo y los artífices de esa praxis fraudulenta con los europeos ahora tendrán que revisar todo su accionar y volver a la letra y espíritu del acuerdo, de inmediato, porque la sociedad civil vive una tragedia represiva similar a la Primavera Negra y la sociedad civil, la verdadera, no la gubernamental que hasta ahora se ha llevado los fondos, necesita de Europa”, concluyó Larrondo.

Martinoticias

10 de junio 2021