Pistolero que mató a 8 personas e hirió a otras, uso un rifle de asalto

Ya es oficial la Policía de Miami-Dade ha dejado de emitir multas por no llevar la mascarilla

Ya es oficial la Policía de Miami-Dade ha dejado de emitir multas por no llevar la mascarilla puesta o infringir el toque de queda, después de la prohibición emitida por gobernador Ron DeSantis que eliminó las multas por no cumplir las normas de emergencia por el coronavirus.

“Ya no estamos emitiendo multas por infracciones de órdenes de emergencia”, dijo el detective Álvaro Zabaleta, portavoz de la Policía de Miami-Dade. “Ya no lo estamos haciendo porque el gobernador lo eliminó todo”, destaco el portavoz de esa agencia.

A pesar de lo dispuesto por el gobernador, la mayoría de los negocios y entidades imponen el uso obligatorio de las mascarillas para entrar a sus instalaciones.

Zabaleta indicó que los negocios que no respeten el toque de queda de medianoche del condado se les está diciendo que cierren. Si se niegan, los propietarios podrían enfrentarse a penas de cárcel ya que infringir las órdenes de emergencia puede conllevar sanciones civiles o penales.

A pesar que el gobernador canceló las multas, la opción penal se mantiene, dijo Zabaleta.

“Si se niegan, entonces están sujetos a arresto”, dijo.

“A pesar de la orden del gobernador, todas las restricciones impuestas por las órdenes de Emergencia del Condado Miami-Dade, incluido el toque de queda, siguen siendo válida”. “Sin embargo, debido a que el condado no puede cobrar multas por este concepto, los agentes no deben emitir multas por infracciones civiles en el condado, destaca el comunicado de la policía de MiamiDade.

“En su lugar, los agentes deben educar a las personas y las empresas en cuanto a los requisitos. Si una persona o negocio no cumple, los agentes deben ponerse en contacto con un supervisor para determinar si un arresto es apropiado”.

DeSantis anunció el 10 de marzo que todas las multas por infringir las órdenes locales contra la pandemia fueron canceladas. El gobernador calificó el tipo multas, que podían significar el pago de $500 en Miami-Dade, como un ejemplo de exceso sin precedentes cometido por el gobierno, algo que no mejoró el cumplimiento de las medidas de salud pública.

16 de marzo 2021