Duro golpe a Demócratas, Trump no obstruyo la justicia y no hubo colusión

A partir del 10 de Enero Maduro estará usurpando la presidencia.

La Asamblea Nacional de Venezuela, de mayoría opositora, declaró el sábado la ilegitimidad del presidente Nicolás Maduro a pocos días del inicio de su segundo mandato y mientras se intensifican las presiones internacionales para que se convoque nuevamente a elecciones en el país sudamericano.

A partir del 10 de enero nos enfrentamos entonces a la ruptura del orden constitucional y la presidencia no se encuentra vacante, se encuentra siendo usurpada”, afirmó Guaidó, de 35 años, tras asegurar que Venezuela enfrenta una dictadura sin máscara, sin disimulo, sin filtros.

El desconocimiento de la legitimidad fue anunciado por el nuevo jefe del Congreso, Juan Guaidó, quien ratificó, durante en el inicio de sesiones, el repudio del cuerpo legislativo a las elecciones presidenciales de mayo pasado en las que el gobernante izquierdista logró la reelección. Dijo que a partir del 10 de enero, cuando comienza un nuevo período presidencial, Maduro estará “usurpando” la presidencia.

En su discurso, el congresista del Partido Voluntad Popular, que dirige el líder encarcelado Leopoldo López, planteó que la solución a la crisis política que enfrenta el país pasa por el cese la usurpación de la presidencia, y sostuvo que se buscará generar condiciones para un “gobierno de transición que con el respaldo del pueblo, de la comunidad internacional, de las fuerzas armadas, logremos definitivamente elecciones libres y generar la atención a la ayuda humanitaria”.

En ese sentido, Guaidó anunció que la Asamblea Nacional asumirá, entre sus primeras acciones, la creación de un órgano de transición para restituir el orden constitucional y para renovar y designar lo que llamó los “poderes usurpados”, pero no ofreció detalles.

En el acto de inicio de sesiones del Congreso estuvieron presentes más de una veintena de diplomáticos, entre ellos el encargado de negocios de la embajada de Estados Unidos en Caracas, y representantes de los gobiernos de Francia, Alemania, Italia, Brasil, Japón y Colombia, entre otros.

Estados Unidos aplaude la decisión del Grupo de Lima por defender la democracia en Venezuela y calificar como una farsa la inminente juramentación de Nicolás Maduro el próximo 10 de enero.

En su cuenta de Twitter, el secretario de Estado, Mike Pompeo, respaldó el comunicado de los países pertenecientes al Grupo y agregó que las elecciones del pasado 20 de mayo, fueron erróneas, injustas y sin libertad. “Estamos de pie con la región para exigir la restauración de la democracia y las libertades fundamentales”, escribió.

Fuente AP

5 de enero 2019