Los abogados más prominentes de la nación representaran a Trump

La historia de dos ancianos que conmueve al Reino Unido

Una esposa del Reino Unido que le dio un cóctel de medicina a su esposo de toda la vida para que terminara su agonía de dolores con un agresivo cáncer, fue encontrada no culpable por el jurado que escucho la por días como la mujer de 80 años decidió tomar también el cóctel mortal para acompañar a su esposo hacia la muerte, pero los médicos la lograron salvar.

Mavis y Dennis llevaban 60 años de casados, y los dos decidieron irse junto de este mundo para terminar la dolorosa batalla de Dennis, de 81 años, enfermo de un doloroso cáncer de intestino terminal.

La historia ha sido ampliamente divulgada por la prensa en esa nacion.

El acuerdo suicida se tomo porque en el Reino Unido la Eutanasia esta prohibida, y la mujer decidió terminar con el sufrimiento de su esposo de 81 años.

En febrero de 2018, ambos tomaron el cóctel letal de medicamentos en su casa en la ciudad de Huntington, pero poco tiempo después llego la hija su hija de la pareja y ambos fueron levados a un hospital, donde el hombre fue declarado muerto, pero la esposa sobrevivio y fue acusada de homicidio.

El juicio duro varias semanas, pero Mavis Eccleston fue declarada no culpable por un jurado.

"No me arrepiento de lo que hice y no cambiaría lo que sucedió. Vivo con una familia unida y estoy feliz por ellos, pero aún así preferiría estar con Dennis", dijo la mujer durante el juicio.

La hija dijo que su madre no soportaba ver sufrir al amor de toda su vida.

"¿Mi madre de 80 años parece una asesina?", escribió Joy Eccleston en un comunicado, donde explico que decidió publicar la última imagen de sus padres para "tomar conciencia de lo que las familias tienen que pasar viendo cómo sufren sus seres queridos".

"Mi padre quería dejar de sentir dolor. Ella no podía soportar ver sufriendo al amor de su vida durante 60 años. Estaba dispuesta a dar el último sacrificio, su propia vida. ¿Por qué? Por la ley en este país", declaró la hija quien destaco que su madre nunca debió ser acusada por el acto de amor que hizo.

"La imagen nunca fue para los ojos del público, pero queríamos compartirla para que todos fueran conscientes y si nos ayuda a cambiar la ley, entonces valdrá la pena", agregó Joy Eccleston, quien aboga por una ley de muerte asistida en Inglaterra.

6 de noviembre 2019