Tiroteo en escuela de Los Ángeles deja tres muertos

Arrestan a un estudiante

Crisis en Venezuela, la OEA debate si aplica la Carta Democrática

Los países miembros de la OEA se reúnen este martes a las 2:00 p.m. en Washington, para discutir sobre la crisis política y económica que atraviesa Venezuela, un encuentro que podría aumentar la presión regional sobre el Gobierno de Nicolas Maduro.

A solicitud de 18 países, el consejo permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) convocó a una reunión para "considerar la situación" de Venezuela, luego de que su secretario general exigiera elecciones y la liberación de presos políticos para evitar su suspensión del organismo.

TSJ falla de nuevo a favor del Maduro y le retira inmunidad a los parlamentarios

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) dictaminó este martes que los asambleístas carecen de inmunidad por estar en desacato, según un fallo que anuló el acuerdo legislativo por petición de la bancada chavista.

"La inmunidad parlamentaria sólo ampara (…) los actos desplegados por los diputados en ejercicio de sus atribuciones constitucionales (lo que no resulta compatible con la situación actual de desacato en la que se encuentra la Asamblea Nacional)", indica la sentencia.

Los diputados, en su mayoría de la MUD, quedaron sin fueros por un fallo del máximo tribunal que autoriza al presidente Nicolás Maduro a buscar su enjuiciamiento, incluso por delitos militares y terrorismo. Es una represalia por buscar que la OEA supenda al régimen

Pero desde que Luis Almagro pidiera la sanción sobre el país petrolero, 14 de los miembros del mayor organismo regional -incluidos Estados Unidos y Canadá- aseguraron que la propuesta del ex canciller uruguayo era extrema y que antes deberían agotarse todos los esfuerzos diplomáticos.

El subsecretario adjunto de Estados Unidos para el Hemisferio Occidental, Michael Fitzpatrick, señaló que los países considerarán en la reunión "todas las herramientas disponibles a la OEA" para intentar ayudar a Venezuela a "solventar la crisis económica y humanitaria", llamando al gobierno venezolano a participar de una "discusión productiva".

"Nuestra meta para la sesión especial no es la suspensión inmediata", dijo Fitzpatrick, en un comunicado.

De todos modos, el Gobierno de Maduro pidió enérgicamente que no se realizara el debate.

"La reciente reconfiguración del panorama político latinoamericano significa que los esfuerzos para hacer frente a la crisis (venezolana) gozan de un impulso creciente", dijo Nicholas Watson, de la consultora Teneo Intelligence, aludiendo a la llegada al poder de gobiernos de centro o centroderecha en Sudamérica.

"Sin embargo, la sesión probablemente no cambiará nada, aunque ayudará a aumentar la presión regional contra Nicolás Maduro y evitará un giro total hacia el autoritarismo absoluto", agregó.

Agencias

28 de Marzo 2017