Policía desmantela zona autónoma en Seattle y realiza múltiples arrestos

Matthew deja estela de destrucción en Florida y embate a Georgia con menos potencia

Los potentes vientos y las lluvias torrenciales del huracán Matthew azotaron Florida el viernes, comenzando lo que se espera que sea un peligroso viaje de varios días por la costa sudeste de Estados Unidos. Las rachas más fuertes, de 193 km/h (120 mph), se registraron todavía en el mar, pero la ira del meteoro sigue amenazando a más de 800 kilómetros (500 millas) de costa.

El paso del huracán se cobró indirectamente la vida 4 personas y causó cortes de luz, caída de árboles y desperfectos en algunas viviendas.

Una mujer que sufrió un ataque cardiaco en Saint Lucie, a 114 millas (180 kilómetros) al norte de Miami, no pudo ser llevada a un hospital ni atendida por los servicios de emergencia debido a los efectos del ciclón y falleció, informaron las autoridades locales.

La noticia de la muerte de una mujer este viernes en el condado Putman cuando un árbol cayó sobre su casa rodante elevó a cuatro el número de fallecidos en el estado de la Florida como consecuencia del paso del huracán Matthew, según reporta CNN.

Esta mañana se dio a conocer la muerte de otra mujer en la ciudad de St. Lucie por un ataque cardiaco al no poder recibir atención de los equipos de emergencia pues las condiciones del tiempo no permitieron llegar hasta donde ella estaba.

El Departamento de Bomberos del condado St. Lucie, por su parte, confirmó en la tarde que un hombre de 82 años y una mujer de unos 60 murieron también como consecuencia del azote de Matthew.

La mujer murió por la caída de un árbol en el momento en que salía a alimentar a sus animales, mientras que el hombre, que se mantenía inconsciente y con problemas para respirar, falleció cuando los servicios de emergencia no pudieron llegar por el peligro de los fuertes vientos, según confirmó el Departamento de Bomberos

Los embates del huracán Matthew afectan en la noche de este viernes a la ciudad de Jacksonville, en el extremo norte del estado de la Florida, y a su paso por la zona central y norte del estado ha provocado cortes de electricidad, innumerables caídas de árboles, inundaciones, daños estructurales en viviendas y ha provocado el cierre de puentes y autopistas.

Dos millones de personas en el sureste del estado recibieron avisos para trasladarse al interior a medida que la tormenta más potente en el Atlántico en más de una década.

"Esta tormenta es un monstruo", dijo el gobernador de Florida, Rick Scott, mientras comenzaban a sentirse los efectos de Matthew.

El número de viviendas y negocios sin electricidad subía a medida que el borde de la tormenta se acerca a la costa. Mas de 1 millon de personas estaban a oscuras en la madrugada del viernes.

Vero Beach, a medio camino entre West Palm Beach y Cabo Cañaveral, fue una de las primeras zonas en sufrir los efectos de los vientos, el fuerte oleaje y las, por ahora, cortas ráfagas de lluvia.

8 de Octubre 2016